De otoño, caos, quinoa y tristes despedidas…

Vaya, no have ni 3 entradas que publiqué quinoa y aquí estoy otra vez… :-P Disculpadme, pero es que las coles de Bruselas están en temporada, ¡no podían esperar!

Parece ser que hice bien publicando hace 2 semanas dos entradas porque la semana pasada, casi por sorpresa, mi semana se convirtió en un caos. Vivo en una extraña y constante sensación de ahogo con los plazos y de satisfacción plena con lo que aprendo. Con tanta inestabilidad, quizás en unos meses necesite mirarme esto en terapia :-P me vuelven loca estos artistas, jajaja.

Vuelvo a pedir disculpas no solo por el retraso al escribir, sobretodo porque odio no poder contestar vuestros comentarios. Lo haré, porque siempre me ponéis notas muy interesantes, cariñosas y divertidas también, es lo que más vida da a este blog. De nuevo, gracias por no cesar en comentar, me anima mucho.

Estoy trabajando en un blog / web en el que enseñe qué hago por la escuela mientras no cocino o ando publicando. Más que nada para que entendáis a qué me refiero con inestabilidad mental diaria. Mientras tanto, también podéis echar un ojo a mi otro blog en inglés si queréis :-)

Además de todo esto, llevo un par de meses con cierta (cada vez más) pesadumbre. Se va de Holanda mi gran vecina, mi amiga, Montse. La persona que mejor y con más cariño me ha tratado desde que llegué aquí. Nos conocimos de verdad en enero, pero estas vivencias “expat” consolidan las amistades mucho más rápido que en versión “vida real”. Ella ha sido (y es) alguien que sé que tengo para lo que necesite. Ella y su familia constan desde hace tiempo en mi lista de gente que hace recuperar la fé en el género humano. La voy a echar mucho, mucho de menos. Y se va la semana que viene. Y ahora solo me salen las caras de tonta cuando estoy con ella. No me salen los discursos sentimentales, y ella se merece uno.

En fin, que estaba ya soltando la lagrimilla con el párrafo anterior…

Volviendo a la primera foto, este plato de quinoa no tiene mucho misterio, pero os pongo una receta exprés.

Quinoa con coles y mini patatas

Ingredientes

- Quinoa al gusto (una ración va bien con media taza de quinoa seca, cunde mucho)

- Unas mini patatas (puede ser una patata pequeña también) bien lavadas, sin pelar, cocidas a fuego medio (para que así no revienten y estén perfectamente tiernas)

- Coles de Bruselas al gusto (aquí se venden por bolsas, no tuve mucha posibilidad de elección) siguiendo mi receta favorita

- En la foto no están, pero eché unas pasas rubias (normales también están estupendas) y quedaban genial.

- Una cucharada de sirope de arce para el aliño, con 2 de aceite de oliva y otra de vinagre (quise echar de Módena, pero me colé y eché de manzana, equivocación válida)

Pasos

1. Cocer la quinoa: Se debe de lavar primero hasta que el agua salga limpia (un par de veces está bien). Se debe de cocer con el doble de volumen de agua. El punto exacto es cuando el agua casi se ha consumido y la quinoa echa “sus rabitos” en forma de espiral. Algún día retrataré en macro a la quinoa, para que veáis una de las razones por las que me tiene enamorada.

2. Juntar todo en un plato, aliñar con el aceite, vinagre y sirope de arce.

Yo me lo comí a cucharadas, así de bruta soy.

Bueno, ya para acabar, os dejo con las fotos que hace un mes (¿o dos?) os prometí del otoño por aquí. Esta semana el paisaje está realmente precioso.

* Carlos, tenía tanto hambre que no me dio tiempo a hacerle la foto al desorden habitual de mis platos ;-)

About these ads

16 pensamientos en “De otoño, caos, quinoa y tristes despedidas…

  1. pero ana otro blog??!!!y de donde vas a sacar el tiempo?? estas mu loca…. y me encanta!!! ;) pues precisamente estaba yo pensando en hacerme unas coles esta semana, ¿¿me lees el pensamiento??!!! asi que ya no tengo opcion!! pero las hare con tu otra receta porque a mi la quinoa esta me sigue sin entrar por el ojo…
    siento lo de tu amiga montse… siempre es una pena que se vaya alguien con quien has estado tan bien. pero confio en que saldras de esta como tantas otras veces!!con lo que tu eres no te pueden faltar amigos!!!aunq no sean como ella, ya llegara alguien…
    un besazo!!!

    • Jajaja, ese otro blog quiero que sea un recopilatorio de lo que hago en la escuela y con vistas a que me sirva para las “evaluaciones”, qué raras me suenan estas palabras :-P
      La próxima vez que vengas te colaré algo con quinoa a ver qué dices ;-P jajajaja. Espero que te gusten las coles a la plancha tanto como a mí.
      Ya, si no es porque me vaya a quedar sola, pero ha sido una persona de las que merece la pena conocer y que da mucha pena que se vaya tan lejos después de tenerla tan cerca :-(
      ¡Un besazo!

  2. ¡Cómete lo que quieras, de la manera que quieras! Que me gusten tus fotos de orden –> desorden –> caos –> entropía total no significa que tengas que retratar todo ese proceso para tenerme feliz. A mí me basta con que actualices. Por cierto, párate un momentillo para descansar, ¿ok? No te resfríes, come bien y esas cosas. Mola mucho saber que vas a tener otro blog más, lo seguiré con mucha atención. A todo esto, lo siento mucho por lo de tu amiga Montse, te entiendo perfectamente. Espero que los compañeros de clase se porten contigo y sean un buen apoyo, además de tu alguien —¿o era nadie? Me lío—. Recuerda que estoy esperando tu dirección para mandarte las chufas.

    Un beso enorme, Ana :-)

    • Ya hombre, Carlos, que lo del orden y desorden lo decía desde el cariño, sobretodo porque a mí también me gusta :-D
      La verdad es que los compañeros de clase, aunque son pequeñitos, son majos y entrañables, más de una vez noto empatía, es algo guay.
      No me olvido de las chufas, algún día te arrepentirás de haberme insistido ;-)
      Un beso enorme, Carlos :-)

  3. Bueno, espero que la inestabilidad se compense con el equilibrio entre ahogo de plazos y satisfacción de verte realizada. Y que eso haga que el caos sea… ¿bonito? :P

    Eso sí, para el blog, ni plazos, ni normas! Si pudiera, te pondría una pistola en la cabeza para obligarte a hacerlo todos los días, ¡pero soy demasiado buena! Así que dejo que este sea tu rincón, y que lo último que puede hacer tu rinconcito es agobiarte, así que nos morderemos las uñas mientras te esperamos, y sin problemas!!

    Y estaba deseando que nos contaras tus aventuras en la escuela, así que, ya lo sabes, ¡¡encantada!!

    Las fotos son preciosas, la quinoa sigue pendiente, y en cuanto a la despedida, dan igual las palabras de ánimo, estas cosas son tristes, y solo se pasan con el tiempo, con los buenos recuerdos, y con nuevos clavos, así que disfruta de tu amiga mientras aún está cerquita cerquita ;)

    Un beso, Ana!!

    • A veces tengo esa bonita sensación que describes en el primer párrafo ;-) Otras veces no, sólo siento que me muero del cansancio, pero qué le vamos a hacer jajaja.
      Paula, muchas gracias por todas las cosas bonitas que dices y los ánimos que me das, me llegan a lo más profundo de mi corazoncito <3
      ¡Un besazo!

  4. +Animos,esas despedidas siempre son muy tristes por todo lo que implican, pero ¿quién sabe quién nos espera a la vuelta de la esquina?
    El plato se ve estupendo y nutritivo.
    Hoy vengo también corriendo pero me quedo con ganas de que abras ese nuevo blog, me intriga y mucho (hjajaja, has desperatdo mi vena cotilla).
    Besos.

    • Eso sí es verdad. ¿Quién sabe lo que queda por llegar? Solo espero que sea bueno, o al menos, no malo ;-)
      Qué rica estaba la quinoa así, lo mismo repito antes de que se lleven las coles del súpermercado ;-)
      Espero que para principios de 2013 pueda satisfacer tu intriga jeje.
      ¡Un besito!

  5. Ay, qué amargas son las despedidas, sobre todo de las personas que realmente nos importan. Jo, creo que no es un buen momento para que comente esta entrada, acabo de dejar a mi madre en Chamartín y ando de bajoncillo; lo último que quiero es ponerte más tristona a ti también! Ánimo.

    Yo soy fan total de las coles de bruselas. Cada año más, y es que no entiendo cómo tienen tan mala fama, están taaaan ricas! Me encanta tu combinación con quinoa y las pasas :).

    Espero ver pronto esa web/blog con tus creaciones :D

    Un abrazo

  6. Siempre tendrás al perro amoroso, que estará contigo siempre que quieras, no es igual que una persona, pero puede llegar a darte muuuuuucho amooooor en cantidades industriaales, así es él… no estés triste, que no me gusta verte asi… te quiero

    • Eso es verdad de la buena, menos mal que ese bicho siempre está ahí, para lo bueno y lo malo también.
      Imagino que poco a poco se me irá pasando…
      yo también

  7. Es verdad, cuando estás lejos de “casa” (aunque ahora Holanda sea “casa”) las relaciones son mucho más intensas y pronto se coge mucho más cariño…
    jajaj ibas a estar alejada de la quinoa no? :P yo encantada eh? que aunque es muy versátil luego la uso poquillo…
    UN beso!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s