La ley del mínimo esfuerzo

pollo
Se me había olvidado lo fácil que es cocinar de esta manera… Fue hojeando “Les Classiques de Camille”, en el que había una receta que usaba esta técnica.

Intento malgastar el menor tiempo posible en cocinar en estas épocas y además sería feliz si no manchase nada. Esta técnica se adapta perfectamente a estas dos ideas. Y encima sabe buenísimo :)

Lo único que hay que hacer es coger una hoja de aluminio en la que se pueda empaquetar la pieza que se vaya a cocinar, en este caso, la pechuga de pollo. Se echa un chorrito -muy poquito- de AOVE, sal gorda -un poquito también-, pimienta, y las especias que se quieran, yo puse hierbas de provenza. Se pone la pechuga de pollo encima, y se hace lo mismo con el lado que queda. Se “cierra el envoltorio” de aluminio, y se mete al horno, que ha de estar precalentado a 200ºC. En unos 20 minutos o 30 suele estar. Y da un olorcito delicioso :)

Se puede variar mucho el relleno, con pescado, añadiendo verduras… Yo prefería la forma básica, ya que lo corté en tiritas para mi ensalada de ayer :)
pollo2

Anuncios

2 pensamientos en “La ley del mínimo esfuerzo

  1. Me encanta cocinar al papillote, es rápido, sencillo, sano y buenísimo :D Sobretodo yo lo uso para pescado y verduras, y alguna vez también he envuelto en papel de aluminio fruta para un postre; queda jugosísimo ^^

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s