Steak Tartare de Bacalao

Al fin vuelvo a participar en este evento que tanto me gusta. Llevo fijándome que en las últimas ediciones el número de recetas ha aumentado mucho, y la verdad es que es genial.

Como he dicho en alguna otra ocasión más, cocinar pescado no es mi fuerte ni lo he puesto demasiado en práctica. “Encima”, desde que vivo acompañada, alguien vio cómo iba monopolizando la cocina, así que decidió “pedirse” cocinar el pescado. Yo le regalé el libro maravillo de la La Larousse de los Pescados, y apenas lo usa :(. Le he amenazado de muerte con comenzar a explotarlo yo… :P

Ya he dado el primer paso con el evento de este mes. La receta es de Jacques Le Divellec, el autor del libro, lo cual me llamó todavía más la atención. Así que me puse manos a la obra.

Antes de nada, decir que me llamó mucho la atención este plato porque siempre he mirado con recelo el steak tartare normal, el de carne. Jamás lo he probado, aunque sí lo he visto en varios libros de recetas, y siempre me pregunto varias cosas… ¿está bueno? ¿no pasa nada por comer carne y huevo crudo? ¿Lo ha probado alguien alguna vez ? Estoy intrigadísima…

Por lo que pone en la wikipedia, se confirman mis sospechas sobre las bacterias en la carne cruda… Aunque imagino que se puede decir lo mismo para el pescado. Lo que pasa que al menos yo me quedo más tranquila porque es obligatorio congelar el pescado y así “se mata” al anisakis, jajajaja. Además, esta receta no lleva huevo, al contrario que la carne.

Ingredientes (para 4 personas):

– 2 Yogures naturales

– Zumo de medio limón (OJO ¡colad el zumo!)

– Zumo de una lima (OJO ¡colad el zumo!)

– 2 chalotas

– 600 gr de bacalao fresco (sin piel, ponía supremas, pero en la pescadería sólo había filetes…)

– 2 cucharadas soperas de Eneldo

– 1 cucharada de aceite de oliva

– Sal y Pimienta a gusto

Pasos:

1. Lavar el bacalao con agua fría y secar con papel abosrvente. Mirar si queda alguna espina pasando el dedo con suavidad por la carne, en los dos sentidos, si hay, quitarlas con pinzas.

2. Meter el bacalao en el congelador durante 10 minutos para que la carne se endurezca.

3. Pelar las chalotas y picarlas finas.

4. Meter un cuenco y los platos que vayamos a usar para servir en la nevera para que se enfríen (sí, sé que suena surreal así tal cual, pero eso pone).

5. En un bol, mezclar el aceite de oliva, las chalotas, la mitad del eneldo y el zumo de limón y batir para que se emulsione.

6. Colocar el bacalao enfriado en una tabla y cortarlo en daditos, trasladar al cuenco frío, verter la mezcla de aceite-limón-chalotas y mezclar bien.

7. Poner cada ración de pescado en los platos fríos, con un molde (o lo que se tenga a mano, que pueda hacer las veces de molde), en mi caso usé un tupper pequeñito, apreté bien la mezcla y lo volqué en el plato y quedó bien a mi gusto :)

8. Volver a meter los platos en la nevera.

9. Para la crema de yogur: Se mezclan muy bien el zumo de lima y los dos yogures y se salpimenta.

10. Se sacan los platos de la nevera, y se pone un poco de salsa de yogur (en libro pone a un lado del pescado, pero yo lo he puesto por encima…) y se esparce eneldo por encima (yo preferí poner un poco de eneldo fresco a modo decorativo, como se ve en las fotos).

11. Servir el resto de la salsa en salsera.

Opinión sobre el resultado:

Me gustó, pero la cantidad no era mucha y mi pareja me miró como diciendo: ¿sólo este poco? ya que los platos eran pequeños, el bacalao tiene demasiado sabor para mí, y el último tenedor se me hizo un poco un esfuerzo, ya estaba saturada de sabor. La salsa de yogur ayuda mucho para el sabor. Me he dado cuenta de que me gusta mucho el sabor del pescado en general, creía que era condicionamiento con el sushi japonés, pero no.

Repetiré este plato seguro, y tal vez pruebe con otros pescados blancos más suaves. Me gusta mucho el saborcillo de las chalotas, limón y el aceite con el pescado.

* En cuanto a la advertencia que pongo al enumerar los zumos (lima y limón), hago hincapié en colarlos bien, porque se quedó algo de pulpa suelta por el pescado y la salsa y a veces, se notaba una pequeña sensación extraña al paladear la comida.

* En cuanto al eneldo: tenía fresco y también seco. Para la mezcla del pescado usé un poco de los dos, pero no creo que llegase a la cucharada de la receta.

¡Espero que os guste a todos!

11 pensamientos en “Steak Tartare de Bacalao

  1. Waaaohhhh! (¿Dónde está el carácter de las babas en este teclado?)

    Me adjunto al club de las que no nos gusta el steak tartare, pero esto tiene una pinta… Arfs, la salsa esa debe ser de las de lamer el plato.

    Tengo una amiga que lo que hace es comprar el bacalao congelado y dejarlo en agua unas horas para que pierda parte del sabor salado, ya le preguntaré los detalles y te lo comunico. Sus buñuelos de bacalao son increíbles, hasta el punto de que nos vigilamos los platos para que nadie se coma uno más que los demás! Voy a enviarle este post para que aúlle a la luna. ;)

  2. Uuhmmmmm luce interesante el steak tartare de bacalao. Lo probaré seguro.

    En cuanto al steak tartare tradicional (de carne) he de deciros que bien preparado es una autentica delicia! Os animo a que lo probéis sin miedo, y os aseguro que repetiréis.

    …por cierto, que buena idea para un próximo post una receta de steak tartare.

    Un saludo

  3. poskito,
    ¡Bienvenid@!
    ¡Muchas gracias por tu comentario! Me alegro mucho de que te guste :D A mí también me recordaba a la comida japonesa, por eso lo hice ^^ pero ya te digo que el sabor del bacalao crudo es fuertecito…
    ¡Un saludo!

    Noir,
    :D ¡¡Qué alegría tu comentario!! ¡Muchas gracias!
    Pero ¿por qué no te gusta el de carne? ¿qué le pasa? ¿cómo sabe?
    A la espera quedo del secreto de desalar el bacalao fresco ;)
    La verdad es que la salsa estaba muy buena :D
    Si probáis la receta, contadme ;)

    ¡Un beso!

    El Capitán,
    Bienvenido al blog :)
    Tus ánimos en cuanto al de carne son muy agradecidos, de verdad. Me da miedo probar, pero creo que lo terminaré probando… si no, no me puedo quejar ;)
    Eso, eso, postea el steak tartare y me avisas ;)

    ¡Un saludo!

    Iban,
    Interesante la idea del pan de centeno :D Los pepinillos también pero creo que tal vez sin la salsa de yogur ;)

  4. Hummmmmmmmmm…me llama, me llama…Esos maceramientos semicrudos y muy saborizados. Al que no se si convencería es a maridín…pero todo es cuestión de decirle que está perfectamente cocinado…
    jajaja, por cierto buenísimo lo de las “supremas”…

  5. Cerise,
    Muchas gracias, qué ilusión :)
    la verdad es que a mí también me encanta cómo quedó la presentación.

    nek0,
    Jejejeje, piensa que en este caso se acerca más al sushi ;)
    Sigue dándome miedo a probar el de carne :S

    Elbereth,
    jajajaja, lo de perfectamente cocinado no sé si colaría ;P
    gracias, jejeje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s