Mi chili con carne

Que nadie se ría, que nadie se moleste. No creo que mi chili con carne sea muy auténtico ni se acerque mucho al plato real de chili con carne , pero me gusta mucho y quienes lo han probado también han dado cuenta de ello. Es más es una derivación de derivado, ¿cómo? Sí, quiero decir que es una receta adaptada de otra receta (también adaptada).

La receta “original” de la que yo adapto era una lata de maíz inglesa en la que venía una receta de chili con carne. Uno de los ingredientes que me llamó la atención fue la sopa de tomate, ¿qué? sí, sopa de tomate de lata inglesa. Esta sopa cuando la probé me hizo pensar en el típico tomate frito de lata o brick de aquí de España, y la segunda vez que cociné esta receta, así lo hice, con tomate frito.

Además, en la receta “original” venían frijoles, no añadían queso y no sé qué más. El caso es que yo he establecido una receta fija, y la sigo repitiendo desde hace unos años. Lo sirvo con tortillas y queso Cheddar.

En las fotos no salen las tortillas porque ya no quedaban… gajes del comer ;)

Ingredientes:

– 1 kg de carne picada (yo voy variando, aunque suelo coger de ternera recién picada y luego lo “arreglo”*) – 1 kg es mucho pero yo suelo congelar algo más de la mitad –

– 1 lata de tomate frito de 450 ml

– 1 pimiento verde (italiano)

– 1 pimiento rojo

– 2 cucharas de chili en polvo (o pimienta cayena) – al gusto, para mí así pica “un poco”, hay quien se me ha quejado…

– 2 cebollas

– 1 lata pequeña de maíz

– Queso cheddar al gusto

– Queso tierno al gusto

* Para el arreglo: 1 huevo por cada medio kg, un poco de perejil, pan rallado, sal y pimienta, un poco de leche y mezclar todo. Es básicamente “adulterar” la carne, cuando mi madre me explicó esto me dijo que era “para que cundiese más”.

Pasos:

1. Pochar las cebollas cortadas en aros en una sartén y retirar. Hacer lo mismo con los pimientos cortados en láminas.

2. Hacer la carne picada en la misma sartén, cuando ya esté hecha, incorporamos las verduras antes retiradas y la lata de tomate frito. Cuando esté todo mezclado, echar el chili en polvo.

3. Dejar hacer a fuego medio-bajo (10 minutos o algo menos), echando taquitos de queso tierno mientras se hace.

Una vez hecho, si reposa para el día siguiente, mejor, si no, coger unas tortillas de maíz y enrollar con un poco de queso cheddar… Lo que sobre, ¡a congelar!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s