Estrenando Williams Sonoma

¡Hola! ¡Otro lunes ya! ¿Es que no terminan nunca? :P

La semana pasada me dio por los bizcochos, con esto de que a Alguien no le gusta el chocolate, hay veces que me veo deficiosa de un buen brownie… Y mira que el pobre hace esfuerzos con el chocolate, incluso con los biscotti lo intentó mojándolos en leche a ver si podía aguantar. Así que hice el de naranja y por fin estrené mi libro de muffins de Williams Sonoma.

Como veis, no parece que haya cocinado unos muffins. Por alguna razón, los americanos no terminan de englobar en ningún sitios los sponge cakes (o sea, los bizcochos), parece que alguien no puede tomarse un bizcocho a palo seco, como aquí. Siempre tienen toppings o rellenos, etc. Incluso en el libro de Cookies de Martha Stewart hay un apartado que es de ¡trozos de tartas!, y hablamos de un libro de galletas.

Volviendo al comienzo de la entrada, el fin de semana pasada me apetecía algo de chocolate, y probé con esta receta. La receta original es Chocolate Coffee Cake (ay, había olvidado esta otra acepción para los bizcochos), y como signo de identidad de un coffee cake, suelen tener algún tipo de cobertura o streussel, que es una mezcla de harina, azúcar, mantequilla y algo más (en este caso era canela y más chips de chocolate). Me abstuve de la cobertura, quería un simple bizcocho de chocolate, pero no morirme de empalago.

Mi error, se me cruzó por la cabeza meter unos M&M’s de cacahuete para añadir un poco de crujiente y colorines. No funcionó. No lo volveré a hacer. Lo de “se derriten en tu boca-no en tus manos” también aplica a “se derrite en tu boca-no en el horno-además desaparecen los colores bonitos…”.

Por lo demás, el resultado es un bizcocho normalito, nada comparable al de naranja (mal, mal, lo sé, no se debe comparar, pero estaban tan cerca uno de otro…). Es el típico bizcocho para mojar en leche fría. No demasiado dulce, bien de miga, pero algo seco.

Así que, de nuevo, os dejo sin receta (qué desastre, lo sé). No sin antes decir que os deseo ¡un buen comienzo de semana!

Anuncios

21 pensamientos en “Estrenando Williams Sonoma

  1. Qué duro debe ser convivir con alguien a quien no le gusta el chocolate! O duro, o “engordante”, si tiene que tomarse todo una misma :P

    Los americanos y sus nombres para la repostería… los únicos “bizcochos” que no llevan coberturas son los que llaman quick breads, ¿no? Aunque tampoco son exactamente como nuestros bizcochos…

    Bah, el caso es que tiene muy buena pinta, para mojar en la leche y chocolatear su toma un poco.

    Un abrazo

    • Bueno, es algo duro, pero a medio plazo, viene bien porque es menos “engordante” ;) porque en lugar de tomármelo yo sóla, regalo, o no cocino nada con chocolate…

      Tienes razón, olvidé los quick breads :) lo que pasa que van asociados a molde de plum cake y con el fin de que se les pueda untar mantequilla. ¡No nos entienden! Biz-co-chos.

      ¡Un abrazo!

  2. A mi me paso exactamente lo mismo con los m&m’s, que los metí dentro de un bizcocho y parecían trozos de pedrusco jaja.
    Pero aún así tus brownies tienen super buena pinta!!
    Dile a tu chico que se deje de tonterías y que se coma un buen trozo de bizcocho jeje.

    Un besito guapa!

    • M&M’s no… lección aprendida :D jajaja

      En el fondo me viene bien que no a Alguien no le guste el chocolate, así busco más sabores y combinaciones ;)

      ¡Un beso!

  3. Ayer hice unos muffins de calabacin con nueces y pepitas de chocolate. Deliciosos. Se me ocurre que a esta receta se le podría dar un “giro” poniendole calabacín rallado… le da jugosidad y textura pero como es un sabor neutro, no interfiere. ¿Cómo lo ves? ¿Se podría probar?

    • Qué buenos, ¿no? Yo creía que en los muffins de calabacín, éste iba rallado, ¿cómo lo has puesto tú entonces? La verdad es que es una de las recetas que tengo pendiente de probar :)

      Pero a experimentos, que no falte. Desde luego la zanahoria bien rallada (casi algo triturada) es maravillosa en el carrot cake, ¿por qué no probar con el calabacín? ;)

  4. Lo último que pensaríamos encontrar en ese libro es un bizcocho. Algún día alguien se lo dirá a los grandes reposteros a ver si entran en razón…

    Qué gracia lo de los M&Ms, así te ha servido como trabajo de investigación y gracias a ti sabemos que es mejor no usarlos. Igual se pueden introducir por arriba cuando está recien sacado del horno y blandito.
    Tiene pinta de ser buen bizcocho para ponerlo de relleno en alguna tarta en la que lo empapes con almíbar o algo así para que no esté muy seco y a la vez sea firme.
    Algún día encontrarás el bizcocho de chocolate perfecto (y nos lo enseñarás, claro).
    Un beso!

    • Jajajaja, sí que sorprende, sí. Yo hubo un tiempo que me volví loca buscando libros en inglés de bizcochos, y nada, cual cabezona me pasé sin encontrar nada ni se sabe… poco a poco lo fui entendiendo.

      La cuestión de los M&Ms es que el color se desprende con el calor, tengo dudas de si no pasaría igual también con lo que decías. Ahora sí, me he convertido totalmente a los lacasitos en postres ;)

      Eso pensé yo, este bizcocho para una tarta, ¡pero es que está seco! :( ¿sólo con almíbar se arregla eso?

      ¡Un beso!

    • Y por supuesto, si encontro “el bizcocho de chocolate” no tardaré en contarlo ;)

      Aunque ahora que lo pienso, ya encontré “el brownie”… y llevo años sin publicarlo… ¡mal! soy un desastre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s