Lecciones aprendidas y por aprender

Que tengáis buen día festivo, espero que os toméis unos buenos huesitos de santo y buñuelos a mi salud ;)

Ay. Ayer vino el técnico. Un técnico tan majo que me enseñó electricidad doméstica básica. Si mi padre lee esta entrada, me mata. Desde que me he mudado a esta casa, no he dejado de aprender de muchas cosas. Incluso diría que me he hartado un poco de aprender :P He montado armarios y me he partido uñas del pie, he aprendido cómo suena la pared al dar golpecitos para saber cuándo hay hormigón y no se puede taladrar, he puesto tooodas las lámparas de la casa, he taladrado en madera por primera vez, he cortado mi propia encimera con una sierra de calar, y hasta he instalado mi propio horno encastrable.

Este último paso de montar el horno, lo aprendí hice  mal. Mal. Mal. Muy mal. Todo mal. Ayer el técnico majete me explicó cuál fue el error. Es de perugrullo, basta con fijarse, leer, no valen las intuiciones. Cuando compré el horno me dijeron que no hacía falta ni pagar instalación, que era muy fácil, que se enchufada directo a la corriente y listo. Pues bien, no me llegaba bien al enchufe así que puse una alargadera. Hasta ahí, bien, pero resulta que la alargadera no estaba hecha para aguantar el voltaje que tiene el horno. Pero ahí que lo puse, y horneando tan ricamente. Hasta que, claro, la alargadera, ese buen domingo que os conté, dijo que estaba hasta de ser explotada de esa forma, que no se merecía aguantar un voltaje que no le correspondía a ella, sino a alargarderas más fuertes. Yo lo entiendo. Pobre alargadera. La verdad es que menos mal que el horno fue bueno y rápidamente dejó de forzar un cable que no estaba preparado para la marcha que él daba, así que menos mal. El enchufe de la alargadera estaba un pelín fundido (hay que fijarse y todo), pero no dio ni para un chispazo. El horno fue prudente y dejó de funcionar cuando vio que algo no iba bien ;)

El técnico estaba encantado de lo poco que había tardado en descubrir qué pasaba. Cuando lo descubrió me dijo que esta burrada era culpa mía y de mi hermana mediana que me ayudó y que, por supuesto, no lo cubría la garantía. Imaginad mi cara desencajada. Y la gran vergüenza frente al técnico. Asumí mi fallo -faltaría más-, y le pedí perdón por ser tan tonta, como si el pobre técnico fuese capaz de absolverme de toda la tontería que llevo encima. Así que, el chico, tan majo, me saca de su maletín-ordenador-impresora-caja de herramientas 4 en 1 una factura. Cantidad a pagar: 0€.

Menos mal que ha visto que soy una pobre idiota y me ha hecho el favor de no cobrarme la visita. Me ha faltado darle un beso en los morros. GRACIAS :D

Ahora os puedo decir lo feliz que soy con los hornos y el servicio post venta de Bosch ;)

De paso, aproveché, y le comenté, como quien no quiere la cosa, qué pasaría si giraba la rosca de la temperatura del horno hasta el tope, que si lo rompería o algo. La respuesta fue no. Que puede llegar a 285ºC (yo diría 288ºC jeje) en función grill. Ja, función grill, sin grill también :P Sé que no fue eso lo que ocurrió, pero más que nada, le pregunté para curarme en salud, así la próxima vez forzaré sin miedo.

Quiero que sepáis que me ha dado mucha vergüenza contar todo este y reconocer que al contrario de lo que hago el 99% de las veces, es decir, leer las instrucciones y seguirlas al pie de la letra, esta vez no lo hice. Las leí, por supuesto, pero asumí que no habría problema con la instalación ni la alargadera, ni me cuestioné el tema del voltaje, ni siquiera lo comprobé. MAL.

Hala, ya os lo he contado. Lo bueno es que ya tengo horno y con un poco de suerte le puedo enviar algo horneado a mi AIG.

Y ahora ya paso a contar qué es lo que hay en los tarros de cristal.

Llevaba todo el fin de semana pensando en qué enviar a mi AIG hecho por mí (todo lo demás ya lo tengo :D). De repente visualicé el microondas, ese gran amigo. Llevaba tiempo sin tener uno en casa, y hasta ahora, sólo lo he ido echando de menos cuando quería calentar algo, desde un plato guardado en la nevera hasta leche o cocer unas simples salchichas. Ah, y para hacer brownies herejes.

Estos brownies fueron una de las primeras recetas que publiqué aquí. Y ya que andaba sin horno, vi la oportunidad de volver a hacerlos y además probando a envasarlos al vacío, como había visto en el blog de magdalenas de chocolate. Me parece una idea excelente, y pensé que podría ser una buena alternativa a unas galletitas para mi AIG.

Pero mientras se iban haciendo los bizcochos en el microondas, se me ocurrió pensar que quizá era un poco arriesgado enviar estas conservas de bizcocho sin haberlo experimentado previamente. A Yolanda le han salido bien y los bizcochos le han aguantado hasta 15 días después (y sigue contando :). Pero imaginad que por error no lo cierro bien, que no se hermetiza como es debido y a mi AIG le llega un bizcocho “con vida”. No, no. Por lo que, ahí están los brownies, en mi despensa, menos dos, que ya han sido tomados con una semana de diferencia.

Por ahora, no he visto vida en ellos, lo cual es buena señal. Además, esta semana tengo un invitado muy especial que ama con locura el chocolate, así que si los brownies están como deberían, espero invitarle a un buen postre ;)

¿Quéreis la receta? Aquí va (también está aquí). 10 minutos preparar. 10 minutos calentar. Listo. Da miedo, ¿eh? Pues fue mi desayuno erasmus unas cuantas veces ;)

Ingredientes

– 150 gr de chocolate negro
– 125 gr de mantequilla
– 200 gr de azúcar
– 50 gr de harina
– 4 huevos

Pasos

1) Derretir el chocolate y la mantequilla juntos en un bol en el microondas. En un minuto suele estar.
2) Batir los huevos con el azúcar hasta que queda una mezcla blanquecina.
3) Añadir la harina tamizada poco a poco a la mezcla de huevos y azúcar.
4) Finalmente añadir el chocolate y la mantequilla derretidos y bien mezclados.
5) Engrasar el molde de mantequilla, y echar la mezcla.
6) Meterlo al microondas 10 minutos a potencia máxima.

* Si queréis envasarlo al vacío, debéis seguir las instrucciones de Yolanda. En el caso de este bizcocho, sube muy poco en la cocción, por lo que llenad los recipientes en torno a los 2/3. A mí se me quedaron algo bajitos.

No es exactamente un brownie, es un bizcocho de chocolate muy rico :) A ver si publico un día la receta que me encanta de brownie de verdad.

Por cierto, cuando publiqué esta receta por primera vez, no sabía que quien nos había dado la receta, gran amiga de la familia, ¡tenía blog! Es Mami, de “La Cocina de Mami“. Gracias por tantas recetas.

Y gracias a todas y todos por aguantarme. De verdad. Pronto me pondré a hornear de nuevo para compensar ;)

Anuncios

21 pensamientos en “Lecciones aprendidas y por aprender

  1. ¡Ay! Mi niña! Quien se lo iba a imaginar, mujer! Esta alargadera no tiene ni idea de lo que es trabajar como Dios manda…. Si te sirve de consuelo (y a riesgo de que nuestros padres nos maten) te diré que yo habría caído en el mismo error: si el cable no llega, se alarga… es básico.
    Y los bizcochos me parecen muy buena idea, tienen una pinta deliciosa, seguro que le encantan a tu AIG.

    • Mil gracias, Aprendiz! la verdad es que un poco sí me consuela tu comentario :)
      Al final no le voy a enviar estos bizcochos, están en fase de pruebas, jejeje.
      Un beso!

  2. Delicioso!! Y en microondas, si es que no se puede pedir más… quizá… que me envíes uno y así comprobamos si tienen vida o no, jijiji
    Y lo del horno, chica, fue un fallo, no hay que darle más vueltas, nos podría pasar a cualquiera ;)
    Muacks!

  3. ¡Cómo me gustan esos tarros!

    Menos mal que el incidente con el horno era “sólo” eso ;-) y no te preocupes, que a todas nos ha pasado alguna de estas en los primeros tiempos de la independencia…

    Un beso!
    M.

    • Yo también me enamoré de los tarros, jeje. Las fresas que se ven me parecen una monada.

      Si, las cagadas te ayudan a aprender, tienes toda la razón :) gracias!

      Un beso!

  4. Qué bueno lo del técnico!. Yo también estoy super contenta con mi horno y placa de inducción Bosch. Creo que ha sido la mejor inversión que he hecho en la casa, aparte de mi estupendísimo plato de ducha, cortesía de mi fontanero-churry particular.
    Por cierto, me han encantado esos bizcochitos. Los tapas en el micro?
    Un besoteeeeeeeeeeee

    • La verdad es que además fue el horno más barato que encontré, es gama básica, pero para qué quiero más ;)

      Los bizcochos se hacen en botes esterilizados abiertos, una vez salen del micro es cuando deben taparse inmediatamente para que hagan vacío con el calor y la tapa.

      Un beso!

  5. Qué cierto es eso de que se aprenden muchas cosas cuando uno se va a vivir solo, y más si tienes que “montar” tu casa casi entera; muchas de las cosas que has enumerado al principio me suenan demasiado bien!
    El tema de la electricidad me da mucho respeto. Reconozco que domino muy poco el tema y me da miedo hacer cualquier cosa que implique instalaciones, enchufes y corriente. Lo del voltaje diferente según aparatos y alargaderas es algo que si no lo sabes, no caes en ello, así que no te avergüences de nada. A mi me lo explicó mi padre en su momento, salvándome de cometer el mismo error que tuviste tú. Pero no te preocupes, al menos ya está todo solucionado, no te ha costado nada (qué majete el técnico) y has aprendido algo que jamás olvidarás, así que esperamos ver cositas horneadas pronto :)
    Los brownies al micro son demasiaaaado tentadores, y la idea de envasarlos ya me encantó cuando se la vi a Yolanda, que lo iba comentando en twitter el día que lo probó. Ya nos contarás si aguantan bien en sus botes :)

    Un abrazo

    • Sí, la verdad es estas cosas deben de venir de la mano de irte a vivir fuera de casa ;) ya estoy pensando qué será lo primero que haga en el horno, jeje.

      Lo de los botes me parece un invento genial, ya no sólo tener mermeladas todo el año, también bizcochos :)

      Un abrazo!

  6. Bueno, mira, ni tan mal, por lo menos el horno está intacto y ya lo sabes para otra vez, además no te han cobrado así que genial.
    Los brownies así me parecen super originales y como dices, perfectos para un regalo.
    Un beso.

  7. Uyyy esto no lo conocia yo, nunca me habias hablado de estos bollitos!! tienen una pinta… que no pasa de esta semana cuando los haga!! además el otro día me entro el mono de comer algo de chocolate y busqué recetas, pero no habia ninguna que me llamase la atención y se tardase tan poquito!!

    Jo que ganitas tengo ya de ir por alli!! cuento los días!!!

    un besito
    te quiero!

    • Yo también tengo ganas de que vengas, ya queda poco! :)

      Estos brownies los ha hecho mamá en casa alguna vez, pero creo que los metía en la nevera. Ya me dirás qué tal!

      Besitos y yo también!

  8. ¡¡Vas a tener que abrir un nuevo blog!! Bricolaje a tiempo casi completo, ¡o algo así! :P

    Es verdad que con los hornos, neveras, lavadoras y ese tipo de electrodomésticos, te suelen decir que no uses ladrones, pero mujer, tampoco es tan de perogrullo, ¿no? Jajajaja.

    Me alegra que te haya tocado un técnico tan blandito!! ;)

    Un besito!!

    • Jajajaja, mi bricolaje en esta casa, por suerte, le queda poca vida más ;) ¡Ya casi no queda nada por montar o colgar! :D

      La verdad es que al pobre técnico le debí de dar una gran pena, jajaja, menos mal, porque no quiero ni pensar cuánto hubiera sido la visitita…

      ¡Un besito!

  9. Jo que hambre se me pone.
    Y yo, sin poder comer, solo líquidos durante 24 horas (eso es lo que tienen las dietas obligadas)
    A mi no me da tiempo de envasarlos al vacío, cuando me doy cuenta han desaparecido, tanto de la nevera, como del molde (ni siquiera da tiempo a desmoldarlo)
    El bricolaje que te queda ya sabes…en 7 días (que ganitas tengo) nos pondremos manos a la obra.
    Ya sabes no hay mal que por bien no venga. Has aprendido otra cosa mas.
    Y recuerda, si se ponen alargaderas que sean buenassss (nada de chinos) con mayor voltaje de lo que enchufes, recomendadas, las que usa tu padre.
    Besos guapisima
    Te quiero

    • Ánimo con esa dieta, mañana ya se acaba! Y ya no queda nada para que esteis aquí y demos los últimos retoques los 3 juntos :)

      Un beso fuerte

  10. Lo del horno me podría haber pasado a mi perfectamente así que no te avergüences de nada, son pequeños detallitos en los que no nos fijamos y ya está….

    Los brownies riquísimos! Y facilísimos!! Yo tengo que probarlos!!

    Y oye, me he enamorado de los botes!! Crees que cuando vengas a Madrid me podrías traer alguno?? Previo pago por supuesto, es que me he enamorado de ellos!!!

    Un besito Ana!

    • Sin ningún problema, me dices los que quieres, y te los llevo cuando vaya para Madrid. Es que las fresitas grabadas son ideales, ¿verdad? :D

      ¡Un besito!

      • Jo! Ya te digo, me he enamorado de ellos jiji.

        Pues si no son muy caros 4 tarritos, si puedes y si no te es muy molesto traerlos claro. Sin compromiso ninguno!

        Mil gracias Ana!

        Un besito!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s