Encerrando el verano en tarros de cristal y recuerdos 1

Parece mentira que ya estemos a mediados de septiembre. Las hojas ya empiezan a ser anaranjadas y ya las oyes crujir al pasear en la calle. Creo que este año publicaré alguna foto de mi barrio, Holanda es realmente bonita en esta estación.

Me parece increíble lo rápido que ha pasado el año. Pero es que el verano me ha resultado tan fugaz, que hasta me da un poco de miedo. A lo mejor de aquí a dentro de 40 años es solo un abrir y cerrar de ojos.

Quizás el tiempo pasa tan rápido que en un pestañeo paso a ser una abuelita haciendo rosquillas para mis nietos ;-)

La cuestión es que ese miedo últimamente se ha transformado en fascinación. ¿Por qué? Porque ya llevo una semana en la escuela de arte y durante un mismo día me ha dado tiempo a enfadarme y a re-enamorarme de lo que hago. ¡Lo que dan de sí 5 o 6 horas!  Así casi cada día. Estoy pensando en empezar algún diario para recordar todas estas cosas.

En fin, como el tiempo ha pasado tan rápido, solo me dio tiempo este verano a ir contando por tuiter mis nuevas hazañas con la mermelada.  El año pasado probé a hacer mermeladas de piña y pimiento rojo, pero este año me he ido a por las versiones clásicas. El resultado ha sido aún mejor. Es más, he tomado la determinación de no volver a comprar mermelada. No sé qué hacer con los botes que todavía están por acabarse en la nevera. De momento los uso como rellenos de bollos, etc.

Mi madre vino en mayo una semana e hicimos varias excursiones a distintas tiendas de la zona. Una de las “tiendas” fue makro y vi los albaricoques de la primera foto y me tuve que llevar una bandeja para hacerlos en mermelada y clafoutis. Mi madre quiso probarlos y bueno, hubo que comprar otra bandeja :-D La mermelada fue impresionante. Comparad el color y textura entre una mermelada (izquierda: comprada) y otra (derecha: casera). ¿Cómo es posible que sean tan distintas? Si son los mismos ingredientes.

La pobre mermelada creo que, con mucho esfuerzo, alcanzó un mes de supervivencia. Hasta yo, que no soy gran fan de la mermelada de albaricoque, solo tomaba esta casera.

Y por supuesto, hice un clafoutis. Esta vez probé una versión que llevaba tiempo marcada en la Larousse especial de Crumbles et Clafoutis. La verdad es que estaba bueno, pero pensaba que sería más pastel y menos bizcocho. Me quedo sin duda con la textura de pastel, similar a la de un pudding.

Aún así, aproveché tanto color veraniego y texturas para hacer algunas fotos con mi objetivo macro ya no tan nuevo (para mí que lo compré casi ayer).

Así que nada, a finales de verano (mediados de agosto aquí) compré fruta en buenas cantidades y tengo unos cuantos kilos de mermeladas en la despensa, ya os enseñaré.

¡¡Os deseo una semana estupenda!!

Anuncios

14 pensamientos en “Encerrando el verano en tarros de cristal y recuerdos 1

  1. Me imagino que en Holanda el verano es mas corto que aquí pero no te creas que ya se empieza a notar por aquí poco a poco. Sin ir más lejos esta semana lloverá casi cada día y si eso no es días grises y otoñales ya me dirás. :)
    En verdad que las mermeladas caseras son deliciosas, genial poder comparar los dos frascos porque se nota la diferencia abismal.
    Besitos….Flor

    • Sí, la verdad es que el verano como se conoce en España es, quizás, una semana. El verano holandés es una mezcla de primavera con toques de verano ;-) Ya están cayendo hojas, pero todavía no inundan el suelo, poco queda para eso, ya lo enseñaré.

      Me alegro de que te hayan gustado las mermeladas, yo estoy enamorada de ellas :-D

      ¡Un beso!

  2. Mmmm, mermeladaaaa!
    Yo tampoco la compro ya nunca, menos una vez que necesitaba un bote extra para la mermelada que iba a hacer, así que compré una baratera, limpié el bote y listo ^^U. Luego me sentí mal por tirar el interior…

    Qué bonito color y qué textura tiene! De albaricoques es una de mis favoritas, es que es un fruta que adoro, y duran tan poquito… Yo también hago clafoutis con ellos, qué buenísimo por dios!

    Las reflexiones que haces sobre el tiempo son tan ciertas… Si es que vuela de verdad, jo. Parece que no, pero sin darnos cuenta ya será Navidad otra vez… Madre mía. Con el carácter melancólico que tengo me da por pensar en años pasados y me pongo nostálgica, pero intento no ponerme muy triste. Es que es una tontería pasarse el tiempo suspirando por el pasado cuando el presente no dura nada! Así no se puede vivir :P.

    Me alegr de que tu curso de arte te esté gustando y dando tantas satisfacciones, espero ver tus trabajos por aquí!

    Recuerdo como si fuera ayer cuando nos contabas a Paloma y a mí que tenías ya fichado a ese objetivo :) Y mira qué fotazas!

    Un abrazo

    PD: Espero ver esas fotos del otoño holandés, que no se te olvide! :PP

    • ¿Sabes que compré el otro día?

      CALABAZA

      :-D

      Ya mismo me pongo a cocinar cositas con ella jejeje. ¡Viva el espíritu otoñal! En parte es por tu culpa ;-) Y las fotos otoñales ¡¡en seguida también!!

      En cuanto al tiempo, efectivamente, mi forma de ver el tiempo está evolucionando mucho y muy rápido en el último par de años. Sigue impresionándome mucho lo rápido que pasa el tiempo, pero sobretodo, he desarrollado una visión pro-recuerdo mental y no material sorprendente para mí. Quizás en ese blog / diario lo explico mejor jejeje.

      ¡Un abrazo!

  3. No sé de dónde sacas el tiempo pero aprovecha que te cunde, crear es maravilloso. La mermelada tiene buena pinta, pero el clafoutis se ve espectacular, ¡cómo has mejorado con las fotos! Yo no consigo avanzar con ellas.
    Lo del diario me parece una idea fantástica, con el paso del tiempo seguro que te gustará recordarlo.
    Besos.

    • De momento el tiempo lo estoy sacando de mis horas horas de sueño ;-D jajaja ¡pero también me está valiendo la pena!

      Me alegro de que te gusten las fotos, sí es verdad que he evolucionado bastante a nivel fotográfico, era uno de mis grandes objetivos y estoy contenta con todo lo que estoy aprendiendo en estos últimos meses.

      A lo mejor el diario es online ;-) Ya veremos jejeje.

      ¡Un besote!

  4. ¡Qué envidia! La mermelada es algo que me chifla y solo la he hecho un par de veces en mi vida. Creo que me falta tiempo, esfuerzo y ganas para meterme, pero un día nuestros caminos se cruzarán como habéis hecho vosotras. A todo esto, sí, ya estás tardando en colgar fotos de Holanda en esta época del año, aunque sea solo para darnos en la boca y hacernos rabiar de envidia. A cambio, debido al enormísimo cariño que te tenemos, haremos lo propio (subiremos fotos de CHUFAS, de jamón, de mejillones en escabeche o de melva atunera). Deal?
    Un beso, Ana.

    • Ya verás cuando se crucen los caminos (¡espero que sea pronto! ;-D), te pasará como a mí, que después de ver mermeladas caseras en blogs durante años y sin embargo, seguí comprando las comerciales por pereza, casi me da algo cuando probé la mía propia ;-D

      Deal! Me gusta el intercambio de envidias, ya mismo me pongo a hacer fotos jajajaja. ¡Buen incentivo!

      ¡Un beso, Carlos!

  5. WOW!!!! a mi también me ha dado por las mermeladas, ayer hice dos nuevas….naraja con chocolate y Mango con vainilla.
    Aun tengo que coger el punto, que igual tu me sabes decir….¿cuando echo la mermelada a los botes de cristal….como tiene que estar de espesa? es que cuando hago el vacio de los botes boca a bajo y los dejo enfriar, luego se han quedado muy cuajadas y cuenta que bajen al fondo :(
    Mil gracias. Me fascina tu blog!!!
    Un besote

    • ¡Muchas gracias por tus buenísimas palabras! :-)

      La mermelada de naranja con chocolate la probé hace un par de años, me regalaron un bote y estaba deliciosa. ¡Mango con vainilla me parece lo más! Tiene que estar estupenda.

      A mí también me ha pasado lo la mermelada no bajen al fondo al darle la vuelta y ponerlo con la tapa hacia arriba. Creo que nos pasa por dejar más tiempo de la cuenta los botes al revés (y por ello, la mermelada se enfría y al ser “gelatina” ya no baja). Creo que es cuestión de que estemos más pendientes del tiempo y procurar dar la vuelta al bote lo antes posible.

      En cuanto a cuándo echar la mermelada al bote, yo lo hago cuando la mezcla de fruta con azúcar empieza a burbujear, porque es el punto que dice el azúcar con pectina que es. Si estás usando azúcar normal, te recomiendo que veas este video, a mí me ayudó mucho (¡¡e hice mi primera mermelada!! ;-))
      http://blog.daviddejorge.com/2011/10/27/confitura-de-pina-con-yogur-pollo-con-queso-azul-y-amontillado/

      ¡Un beso!

  6. Uy, uy, Ana, calla, calla, pensar en lo que haya en cuarenta años. Y yo aquí: “Ana, esas galletas tienen una pinta estupenda, una lástima que no tenga dientes; y perdona por poner RT en lugar de PD, es que ya no veo muy bien el teclado”. Quita, quita…

    Me alegra ver que la escuela de arte está siendo una buena iniciativa, me pone muy contenta :) :) :)

    Y aunque la foto de los coques es preciosísima, yo estoy ahora decidiendo si tomar mermelada o clafoutis, que vaya aspecto más estupendo tiene, aunque sí que se ve más abizcochado que otros que he probado ;)

    Feliz semanita, ¡¡y bonitas fotos!! :P

    Un beso!!!
    PD: ¿¿Y en dos días, Navidad?? :P

    • Jajajaja, que nosotras ya no vamos a tener problemas con los dientes, estamos en la era de los implantes :-PPPP

      En dos días, Navidad. De verdad, qué miedo, si es que ¡¡ya estamos en octubre!!

      ¡Un beso!

      P.S.: ¡¡Me alegro de que te hayan gustado las fotos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s