Invito a té con bizcocho por las molestias

¿Tengo excusa? Sí la tengo, pero debo de poner remedio. Espero que la situación de mi manejo del tiempo cambie a partir de esta semana. Desde que empecé el curso mi vida ha sido una locura: acostarme a diario a las tantas pegándome con los programas de edición de imagen, muchas entregas en un plazo de una semana, muchos cambios y muchas cosas que mantener: la vida pre-curso al mismo nivel (blogs, casa, amigos, comidas, tiempo libre…). Y le sumamos todas las cosas / proyectos personales que quiero hacer. Como bien me dijo mi amiga Paloma (es muy sabia ella): Ana, todo no se puede tener. Así que, tengo que sacrificar, priorizar, ordenar las ideas y ejecutar. Ya he empezado con los sacrificios, a ver si van surtiendo efecto.

Esta semana tenía vacaciones, y justo el sábado empecé a moquear… El lunes estaba hecha una pena (se acabó mi excursión a Amsterdam…). Así que varios días bastante poco aprovechados… una pena, la verdad. Bueno, yo no pierdo la esperanza de sobrevivir a este curso. Ya iré a Amsterdam y en cualquier caso, ya estoy prácticamente bien (aunque ayer vino un compañero a hacer un trabajo conmigo y ahora es él quien está enfermo…).

Un impostor muy majo y curioso ;-)

Total, que a pesar de estar mala, tenía ganas de hacer comida. Muchas. Lo echaba de menos y más después de los sandwiches penosos que come todo el mundo en la escuela. Yo estoy intentando aguantar las mañanas a base de tés y a partir de la semana siguiente, de sopas de sobre. No siempre lo consigo. Ser creativo consume jajajaja. La cuestión es que cuando me llevo tupper de comida de verdad la gente me mira un poco raro…

Como decía, esta semana quería cocinar muchas cosas, de momento estoy cumpliendo el objetivo ;-) Una de ellas era un bizcocho que leí en mi libro de cocina favorito: bizcocho de chirivía y alcaravea. La alcaravea es una especia que tenía en la despensa desde hace años, cuando leí a Garbancita la famosa confusión traductora del Lidl. La olí, la eché en alguna receta, pero poco más y se vino en la mudanza hasta Holanda. La chirivía siempre me ha producido mucha curiosidad, creo que nunca he visto a mi madre usarla, y siempre anda suelta en los supermercados en algún rincón.

Por lo que, la combinación chirivía – alcaravea me llevaba semanas rondando la cabeza, sobretodo desde que vi unas chirivías bien lozanas en la tienda eko-hippie. Desde entonces, la obsesión por probar esta combinación era imparable.

¿El resultado? Interesante. A mí me gusta, pero estoy deseando repetir la receta y cambiar la alcaravea por anís (y creo que un toque de naranja rallada le iría de miedo también), creo que va a tener un sabor infinitamente más bueno. Creo que también la alcaravea despista, es un sabor al que no estamos acostumbrados. Por lo demás, la textura del bizcocho es deliciosa, húmeda, buenísima. Me encanta todas las nueces que lleva y el sabor de la chirivía es bastante suave y agradable.

Un buen té para este bizcocho y un amigo o amiga con ganas de probar sabores nuevos creo que es la combinación perfecta.

Receta de bizcocho de chirivía y alcaravea

Del libro Just like mother used to make

Ingredientes

– 125 gr de mantequilla (blanda, a temperatura ambiente)

– 250 gr de harina

– Medio sobre de levadura y una cucharadita de gaseosa (o un sobre entero de levadura, yo es que me he hecho una pija)

– 1 / 2 cucharadita de moca de sal

– 1 cucharadita de alcaravea -> Yo si fuera vosotros, a menos que os guste mucho experimentar / o seáis unos enamorados de esta especia, probaría con anís en polvo o en semillas, por qué no.

– 250 gr de chirivía rallada (… como unas dos chirivías)

– 125 gr de nueces picadas (no mucho, yo únicamente las dividí en 3 partes)

– 125 gr de azúcar

– 2 huevos

– 2 cucharadas de aceite de oliva (la receta pedía aceite de nuez…)

Pasos

0. Precalentar el horno a 180ºC

1. Juntar la harina, las semillas de alcaravea  (o anís, mejor), chirivía y nueces.

2. Batir la mantequilla y el azúcar hasta que resulte una mezcla esponjosa.

3. Añadir los huevos, uno a uno, a la mezcla de la mantequilla.

4. Juntar ambas mezclas, una vez estén homogéneas, echar las dos cucharadas de aceite (yo solo eché 1) para que la mezcla esté más manejable.

5. Echar en un molde estilo “plum-cake” previamente engrasado.

6. Hornear durante al menos 1 hora. Yo creo que lo tuve 30 minutos más tapado con aluminio hasta que salió el palillo limpio del centro del bizcocho.

7. Dejar que enfríe y servir.

¡Espero que os haya gustado!

Voy a preparar más entradas para la semana que viene, no quiero ausentarme, echo de menos teclear por aquí y por aquí también…

¡Buen fin de semana!

11 pensamientos en “Invito a té con bizcocho por las molestias

  1. Ais, que has estado pachucha! Malditos virus… tienes que alimentarte bien para tener el organismo fuerte! Así que, por mucho que te miren raro, harás bien tomando buenas sopas y llevando tuppers nutritivos ;).
    Qué rabia da eso de tener que sacrificar cosas porque no nos llegan las horas del día… Pero ánimo, que tú puedes con todo lo que te propongas.

    Yo la chirivía sí que la consum desde hace tiempo, me gusta especialmente asada combinada con otros “root vegetables”, pero tengo pendiente probarla en bizcocho; si el de zanahoria está bueno, por qué no? :).

    La alcaravea yo la veo más bien en panes-panes, así que tu recomendación de usar anís me parece muy acertada. Es verdad eso de la confusión traductora del Lidl… En Suiza (y centroeuropa en general) se usa mucho la alcaravea en panes y demás, incluso en algunos dulces de Murcia también. En alemán es Kümmel, y el comino “normal” se le llama normalmente Kumin/Cumin o Kreuzkümmel. Las dos son de mis especias favoritas :).

    Espero que te recuperes pronto al 100%!

    Un abrazo.

    • Voy llegando a lo que se pide, pero no tengo la sensación de “estar a la altura”. En cualquier caso, está siendo una experiencia muy interesante, a ver cómo sigue evolucionando ;-) Muchísimas gracias por los ánimos.
      Sí, yo también he visto la chirivía asada, al igual que las zanahorias de colores, a ver si lo pruebo también, me produce mucha curiosidad esta hortaliza.
      Había leído que la alcaravea se usa mucho en panes, pero no recuerdo encontrármela en ellos, tengo que probar a ver.
      El comino a mí también me encanta :-D
      ¡¡¡Un abrazo!!!

  2. Uy, qué merienda o desayuno más encantador!! Y eso que no soy muy tetera!!!
    Claro que tienes excusa, mujer!! Y es una buena excusa, aunque a veces sea un poco agotadora!!

    Lo que sí que siento un montón es que te pusieras mala justo con las vacaciones (y yo pensando que había sido más bien la consecuencia de éstas, jajaja), me alegra que ya casi estés bien!! Supongo que ese bizcocho solo podía conseguir dos cosas: matar o curar.
    La verdad es que, si no me dices que lleva chirivía, lo pruebo sin dudar, así que no debería tampoco tener ahora pegas, después de ver el aspecto :P Y la alcaravea me encanta, aunque yo siempre la he usado para carnes ;)

    La foto del impostor es genial!!!!

    Un beso!!!!!!
    PD: Te he echado de meeeeeeeeeeeeenooooooooooooos :P

  3. Vaya, vaya de lo que se entera una por la web…asi que malita ehhh.
    Ya hice comentario al respecto por aquí hace unos días (me olia algo) ya que me enviaste fotos a WhatsApp y eran desde casa, me pareció raro tantos días tu, encerrada…y ademas empezaron a meterse conmigo toda tu prole, espero que estés ya bien.

    La chirivía la has comido y bastante por cierto, la usaba mas en Valencia (allí si era muy normal encontrarla) para los purés de verduras, caldos
    En Madrid la uso-añado solo en algunos cocidos, no se encuentra en todos los sitios, es raro y en alguna ocasión estaba muy viejilla y entonces hebrosa (y una vez cocida.. la tiro) no se si has observado alguna vez que en las bandejas de verdura de preparado, donde siempre hay un trocito de chirivia es en el de Mercadona – super valenciano ehhh-
    Cuando rehogo la verdura del cocido la añado (si tengo) con el repollo, puerro, nabo, apio.
    Ya veo que nunca te has dado cuen!!!
    Bizcocho con muy buena pinta, pero perraco ya sabes es mi debilidad….autentica maravilla.
    Cuídate preciosa

  4. Me alegra que vayas saliendo del constipado, yo también he estado fatal, que pena que te hayas perdido la escapada, así que desde que puedas hazlo!!
    El bizcocho se ve tremendo, pero la chirivía no la consigo nunca!!
    Ánimo y fuerza para sobrellevar todo!!
    Besotess

  5. ¡Chirivías en dulce! Nunca se me había ocurrido. Yo las consumo mucho desde que me mudé a Inglaterra, pero siempre asadas como dice Akane, o también en crema (calabaza y chirivía, por ejemplo). En España nunca las he visto.

  6. vaya pinta que tiene el bizcocho anita!!aunq lleve esas cosas tan raras que no habia oido en mi vida… me encanta tener una amiga tan experimental!! tus compis de la escuela seguramente te miren raro por los tuppers pero te tengan envidia, aunq todavia no lo sepan, ay si probaran el contenido!!

    un besazo para los dos y otro para el impostor!!!y unas caricitas…

  7. Mola mucho ver que vuelves a publicar. No voy a ser taaaaan cursi como Paula, pero también he echado de menos leerte. Además, tu vuelta ha resultado para mí de lo más educativa, ya que creía que lo que aparece en la foto, en vez de chirivía, era un simple nabo alargado —ignorancias de uno, que no son pocas ni fácilmente subsanables—. Lo que no conozco para nada es la alcaravea, tendré que darle un tiento. Por cierto, una pena leer que has estado mala. No me apena tanto ver que has estado ocupada, creo que es bueno, aunque siempre con ciertos límites. Supongo que estarás disfrutando al máximo de tu curso. Espero, eso sí, ver más entradas pronto, porque eso significará que tienes un poco más de tiempo libre y vas menos agobiada.
    Un beso y enhorabuena por esta entrada. A mí me gusta el té con un chorreoncito de leche fría y dos terrones de azúcar, gracias. ¡Ah, si no es mucho pedir, me gustaría una nuez de mantequilla para untarla en el bizcocho! No es que crea que el tuyo vaya a estar seco o pretenda matarle el sabor con el de la mantequilla, es que, sencillamente, esta me encanta untada sobre un buen bizcocho (y si ya lo tuestas en la sartén por ambos lados, alcanzas el cielo en un par de bocados)

  8. No se como habré llegado hsta aquí ( demasiadas Pestañas abiertas en Chrome jeje) Pero me encanta tu blog. Llevo muchisimo rato leyendo y disfrutando de estas maravillosas Fotos..
    MUY BUEN TRABAJO
    Te invito a que visites mi Blog.
    Un saludo!
    Mer

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s