Quinoaaaa, remolachaaaaaa

Antes de empezar con mi oda a la remolacha, necesito comunicar al mundo que me muero de agujetas y que odio al monitor de gimnasio por invitarme a la sesión de los ejercicios del terror: pesas, flexiones, abdominables… Mira que voy en plan autista con mis cascos para entrar en otro mundo y olvidarme del hecho de que parezco un ratón corriendo en la rueda de su jaula… Qué dolor, esta noche he dormido con una aspirina, algo ha hecho, menos mal.

Ahora sí. Volvamos a la remolacha.

No tenía suficiente obsesión con la quinoa que ahora me ha dado con la remolacha.

Siempre le he tenido manía a la pobre. Me sabía a barro y me daba mucho repelús. Tanto como a Paula los pimientos. Sin embargo, el año pasado un profesor mío me invitó a ayudarle (previo pago, que conste) a preparar cenas en galerías de arte. Lo que yo no sabía es que prácticamente todas esas cenas iban a llevar remolacha (y salmón).

La primera vez le miré mal cuando vi la olla llena de remolachas. Le dije lo de “¿pero es que no te saben a barro?”, se descojonó, no entendí por qué en ese momento. Al final de la cena, nosotros tomamos nuestra ración de cena y probé la remolacha otra vez (más). ¿Magia? ¿Por qué sabía diferentemente rica?

Desde la última cena que preparamos habrán pasado 4 meses o así. Y la echaba de menos. Es más, tenía curiosidad de prepararla yo, a ver. Hace tres semanas compré remolachas en el mercado pero de varios colores y las comimos de acompañamiento con salmón. Tremendo. Pero es que hace dos semanas una amiga me invitó a su casa a cenar y preparó risotto de remolacha. ¿Hola? Todos estos hechos indicaban algo.

Indicaban que días después no pude evitar hacer quinoa con remolacha y queso de cabra. El queso de cabra FRESCO en medallones. El de rulo se me hace demasiado fuerte, pero bienaventurados sean quienes lo prefieran de rulo.

Me encanta hacer plastas con la comida y los quesos. Yes.

Receta de quinoa con remolacha

Quinoa al gusto (yo uso una medida de vaso de chato de vino y es una cantidad generosa)

1 remolacha hervida (hasta que esté muuuy tierna), enfriada (que si no, quema mucho) y pelada

3 o 4 medallones de queso fresco de cabra

Un poco de aceite para la sartén

Cebollino para terminar el plato (mejor fresco, pero si solo hay seco a mano…)

Pasos

1. Cocer la quinoa: La quinoa se debe de enjuagar primero antes de cocinarla. No lo olvideis.

Una vez elegida la cantidad de quinoa, ponedla en un cazo y echad el doble de volumen de agua (es decir, si habéis echado medio vaso de quinoa, echad un vaso entero de agua)

Dejarlo hervir hasta que el agua esté casi consumida y lo más importante, cuando a la quinoa le salgan “los rabitos”. Se escurre un poco en agua fría para que no se apelmace.

2. Picar la remolacha, yo lo hice en pequeños bastones.

3. Echar la remolacha a una sartén con un poco de aceite caliente. Remover un par de veces, dejad que se caliente un poco.

4.  Añadir la quinoa y dar vueltas hasta que coja color.

5. Podéis empezar a echar aquí, en la sartén un par de medallones de queso de cabra, pero se queda más aglutinada la quinoa. Si no, lo podéis dejar todo para el final.

6. Salpimentar a gusto, echar un poquiiiiito de aceite de oliva rico al servir.

7. Servir en el plato y poner los medallomes de queso de cabra desmenuzados y después cebollino picado.

CO-MEEEEERRR calentito.

Espero que os guste.

Llevo toda la semana comiendo quinoa. Remolacha. Y calabacín.

Creo que ya sabéis lo que os espera :-P

13 pensamientos en “Quinoaaaa, remolachaaaaaa

  1. O sea que llevas meando morado toda la semana, no?? Jajajaja. Yo me la.como, pero tb pienso q sabe a barro… Es una buena descripción. Antes de la remolacha rebuscare entre tus recetas alguna de quinoa, alguna recomendación? Me voy a pilates, paso de gimnasios ;) un besazo

    • Me parto xD pues ahora entiendo alguna que otra cosa jajajaja.
      Tengo más quinoas sin remolacha y dentro de no mucho publicaré al menos otra más ;-)
      A mí ya no me sabe a barro, extraño, pensaba que era porque a lo mejor no estaban cocidas del todo… En fin, ya se sabe, todo psicológico xD
      ¡Que disfrutes tu pilates! Tampoco me importaría, pero ahora necesito más ejercicios cardio que otra cosa ;-)
      Besitos

      • pues no te creas que nos mete cañita, eh?? mañana agujetas fijo!!
        Vale, ya he repasado las recetas quinoanas. a ver si la compro esta semana y quiero hacer los calabacines rellenos y la que está mezclada con pesto, tomate y queso (ñam!). Asi que ya te contare ;)

  2. Yo pienso en tierra. Me recuerdan al olor de la tierra húmeda (podemos llamarlo barro pero suena peor, no?)

    Esta semana el productor ecológico que me alimenta me va a traer unas pocas, estoy deseando. Probaré a hacer esta receta, soy muy amante de la quinoa también. Ya te contaré…

    Y con las hojas, me haré una ensaladita para acompañar… son tan ricas!

    • Ana, barro suena mucho más poético y atractivo como tú lo dices :-) yo es que soy un poco bruta ;-)

      Ya me contarás cuando pruebes, yo para la próxima tengo pensado pochar un poco de cebolla y ajo de base antes de echar la remolacha.

      En el puesto que las compro vienen sin hojas, pero sí que he oído antes que están muy buenas, a ver si consigo probarlas, me gusta la idea de tu ensalada.

      ¡Un beso!

  3. Jajajaja, pues a mi me gustan mucho, y me gustan más crudas que cocidas. Este año hemos tenido del huerto y han volado, pero no se me había oucrrido prepararlas con quinoa. ¡Para el próximo año, no se me escapa!
    Un beso.

    • Pensaba que no se podían comer crudas… como las patatas o algo así, demasiado duras, así que gracias por la información. Me imagino que crudas sí que tienen ese sabor a tierra mucho más acentuado, ¿no? ;-)
      Jooo, qué envidia me das con tu huerto, qué ricas tienen que estar todas las cosas que salen de allí…
      ¡Un beso!

  4. Pesas y abdominales, ¡¡¡es lo que más me gusta!!!

    ¿Tú crees que es comparable a lo mío con los pimientos? Porque no sé yo si me atrevería a hacer un risotto de pimientos (en el libro de Sorted hay uno super apetecible, cuando está en papel, natürlich).

    La remolacha, es como muchas cosas, que acostumbrados a tomarlas de tal o cual manera, no nos gustan. La descubres de otra manera, y te encanta. Me pasó mucho tiempo con el tomate, de pequeña creía uqe no me gustaba el tomate, porque no me gustaba la pasta con salsa tomate, y de ahí que no comía pizza, a apartaba los tomates, un show… Ídem con las espinacas, que asociaba a los garbanzos xD
    Con remolacha se pueden preparar cosas supersupersupergeniales, “falafel” con remolacha, pan con remolacha, repito “falafel” con remolacha.
    El risotto lo quiero preparar hace tiempo, con queso de cabra, por cierto, ¡a ver quién es la primera!

    Un beso!!!! Me encanta tu reciente continuidad blojera!!!

    PD: Sí, lo de las pesas va en serio xD
    PPD: La parrafada no me la tengo en cuenta, no es aplicable a los pimientos
    PPPD: Con esta, la de los craquelin y los choux salados, al final vamos a hacer una liga xD
    PPPPD: Hoy he visto galletas de chocolate y quinoa en el hiper, a punto he estado, pero pfff, 4,75 euros el paquete (cambia -e por -ito) me han sabido un poco… no sé ¿caros? ¿atraco?

    • ¿Pero cómo puede ir en serio lo de las pesas y los abdminables? ¿Qué tipo de mostrua eres? :-P
      Tomates, espinacas, remolachas… sé que acabará ocurriendo con el pimiento. Lo sé. Si hasta tienes fichado un risotto xD
      Sí que vi que hace unos meses hiciste unas cuantas recetas con remolacha, tomé nota, pero allí aún no había acabado de aceptar que aceptaba la remolacha como sabor. Ahora las revisaré de nuevo para ver qué te copio.
      ¿por qué la venta de quinoa en España es un atraco a mano armada? 4,75 € el paquete… puf… A mí me cuesta menos de 3 € en el ecopijo. O sea.
      ¡Un beso!

  5. A mí me gustaba la remolacha en ensalada, esa típica que se vende en botes, pero no me parecía nada del otro mundo. Hasta que la compré cruda y la cociné en casa… qué rica!! Me gusta mucho asada con otras hortalizas como zanahorias, nabo, chirivía o calabaza, y cocida para hacer una crema, o usada en un pan… Tu plato de quinoa me ha encantado, encima con queso de cabra, bien bien :D.

    Un abrazo!

    PD. Me imagino a tu monitor de gimnasio en plan sargento nazi, qué miedo xD.

    • ¡A mí me pasaba igual con la de ensaladas rallada! xD
      Pero cuando me pasé al lado contrario y la probé cocinada… ya me gustó menos jajaja. Hasta hace unos meses, claro ;-D
      ¡¡Sí, la mezcla con otras hortalizas es deliciosa!! Y más aún ahora que he descubierto las zanahorias con el ramillete, que son aún más dulces y tiernas. Qué buenas…
      Me acordé de ti con el queso de cabra ;-) ¡Y queda perfecto con la remolacha!
      ¡Un abrazo!
      P.S.: El monitor es súper majo en todos los sentidos jejeje. Pero no sé, ese día le faltaría gente o algo y yo andaba por medio jajajaja. Y luego en los ejercicios los he visto muuuucho más nazis xD pero vaya agujetas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s