Ensayando la Navidad 1/3

¿Ya? ¿Navidad? Ana, estás fatal. Pues quien piense así, quizá tenga razón. Pero si esto os parece adelantado, cuando os diga desde cuándo llevo probando, quizás llamáis directamente al centro psiquiátrico. Voy a intentar justificarme. Llevamos 2 Navidades en Holanda. 2 Navidades que hemos cenado en Nochebuena en casa.

Hasta entonces, siempre me había encargado de dos cosas: aperitivos y postre. Los platos principales los tenía un poco descontrolados. Además son la parte más complicada de la cena ya que cuento con una familia con gustos refinados en los que:

– Mi padre y una de mis hermanas no aceptan apenas cosas verdes, más aún en eventos especiales,

– Mi otra hermana veta ingredientes que no conoce (la otra menos, pero también un poco) y algunas verduras también,

– Mis dos hermanas vetan el pescado,

– Mi madre veta el salmón y le encantan las cosas con el triple de sal,

– Alguien comería la comida sosa y le encanta el salmón

– Y yo, que me gusta todo. Aunque bueno, me dan un disgusto si me ponen sopa de pescado para cenar… otro día no me importa, pero la Nochebuena, no…jo.

* Por suerte, los 3 últimos comemos casi de todo, lo que hace que podamos ser flexibles con las exigencias del resto.

– Por otro lado, solo Alguien y yo toleramos picante. Una de mis hermanas y mi madre dicen que les gusta, pero cuando Alguien y yo decimos “pica un poco”, ellas están resoplando y bebiendo agua como locas de lo que les pica. A mi padre no le pronuncies la palabra picante, y a mi otra hermana casi tampoco.

Con estas pocas restricciones está claro que el plato principal de Nochebuena tiene que ser carne por obligación.

Así es que, el primer año mi madre y yo improvisamos un lomo de carne relleno. Estuvo bastante bueno, jugoso, aunque tampoco memorable.

El año pasado ya improvisamos un poco menos e hicimos un jamón asado. Gustó moderadamente. Alguien dice que encantado de repetir.

Así que este año me lo he tomado un poco más en serio. Justo de después de las Navidades pasadas, la revista de recetas de Navidad de Donna Hay cayó en mis manos. Y había 3 recetas que me gustaron. Esto fue en febrero, y pensé: ¿por qué no irlas probando antes de Navidad? A ver cómo salen, aprendiendo las cocciones de las carnes… Empecé, si no recuerdo mal, a mediados / finales de octubre. Mucho margen, pero es que si no… me conozco. Lo mejor de estas pruebas: el festín que hemos tenido los domingos de pruebas. Quizás lo sigo haciendo en años venideros, comidas de domingos de otoño, ensayos de cenas de Nochebuena. No es maña idea, ¿no?

Ya hemos probado las 3 recetas, con un mes de margen e incluso con un catador extra. Hay un claro ganador. Pero hoy vamos con el tercer finalista:

Lomo de cerdo con salsa 5 especias

1 kg de lomo de cerdo

Sal en escamas / sal gorda para  hacer corteza del cerdo

Aceite de oliva para

2 anises estrellados

1 rama de canela

1 cucharada de polvo de 5 especias chino

2cm de jengibre, pelado y picado muy fino

2 dientes de ajo

90 ml de salsa de ostras china

90 ml de vinagre oscuro chino (chinkiang, es el que se sirve para mojar las empanadillas en los restaurantes)

185 ml de agua

90 ml de salsa de cranberry (arándano agrio, rosa, esta salsa es muy típica para el pavo de Navidad en los países anglosajones)

Pasos

0. Con una noche de antelación: Se hacen cortes de 1 cm de grosor al cerdo. Se frota sal en la superfície donde está la grasa y los cortes y se deja en la nevera una noche, sin tapar. Suelta mucho líquido.

0. A la mañana siguiente. Se precalienta el horno a 220ºC.

1. Se quita la sal que pusimos por la noche, se seca bien la carne. Pintamos con aceite de oliva y repetimos el proceso de la sal, asegurándonos de que se mete bien la sal en los cortes que hicimos.

2. Se mezclan bien el resto de ingredientes en la fuente del horno donde se vaya a poner el lomo.

3. Ponemos el cerdo encima y horneamos durante 45 minutos (como siempre, esto depende del horno), cuando la sal empiece a tostarse y a formar costra.

4. Una vez sacado del horno, dejar reposar durante 30 minutos antes de sevir.

5. Mientras reposa la carne, se prepara la salsa: primero se quita la grasa que haya quedado en la superfície de la salsa. Después, colar la salsa que queda y poner a calentar en un cazo.

6. Dejar hervir la salsa durante unos 6 – 8 minutos, hasta que reduzca.

Pongo la receta, por si pudiese ser útil para inspirar otra. Sinceramente creo que el sabor del vinagre es demasiado fuerte y la salsa de ostras lo hace demasiado salado. Cuando me di cuenta, lo intenté corregir con miel, pero tuve que haber puesto mucha más miel para que estuviese a mi gusto.

Las manzanas (compota, simplemente metidas 5 minutos peladas y cortadas en el microondas) quedaban estupendas con la carne y la salsa. Quizás más manzanas en vez de miel. No sé. Eso sí, estaba muy contenta con el punto de la carne, quedó muy jugosa.

Receta descartada.

Próximamente: La segunda finalista.

P.S.: Nota para la familia: Ya, ya sé que las especias de esta receta eran un riesgo, pero podían haber funcionado. El jengibre no se nota. Las siguientes no tienen “especias raras”.

11 pensamientos en “Ensayando la Navidad 1/3

  1. jajajajaj… qué previsora eres. Aunque con unos comensales con tantas “restricciones” no me extraña.
    Esta receta tiene muy buena pinta
    besos

  2. Jajajjaa, oye, más vale ensayar que fallar, mujer previsora vale por dos y algún otro dicho que me dejo por el camino.
    Pues me parece un lomo estupendo, pero me quedo a la espera del primer finalista y el ganador, a ver con qué nos sorprendes.
    Besos.

  3. Jajajajaja como me suena eso…

    En casa son más de “eso tan raro… no me gusta” y da igual si es un trozo de queso con un pimiento encima, si no es algo más “normal” como una croqueta o un calamar frito, lo miran de medio lado, hacen que lo prueban… y ahí dejan todo tu esfuerzo, sin intentarlo siquiera.

    Así que me niego a cocinar, solo postres y normalitos, nada de excentricidades…

  4. Que no, que no, que no estás fatal.
    Yo ya he comprado turrón del blando para experimentar de cara al helado. Y ya estoy pensando en lo que no se puede quedar este año en el tintero (tal vez repita las Kruidnoten y el panettone, porque eso sí, hay cosas a las que se le coge mucho cariño xD).

    Así que me encanta tu ensayo. Yo con los salados no lo hago, porque tengo un don para las carnes y los asados (modestia ya ha bajado, estoy viendo mi sitio ahí en lo alto), pero para postres y panes… ¡¡vaya si hago ensayos!!

    ¿Y ese es (solo) el tercer finalista? Pues sin leer el comentario, tenía una pinta de muerte, algo parecido he hecho yo con codillo de cerdo, y me encanta, esa receta de Donna se parece a una de Lorraine Pascale, que es en la que yo me basé (bueno, no voy a entrar a discutir si se parece la de Lorraine a Donna o al revés, es un decir :P). Claro que no recuerdo que llevase tanto vinagre, y sí más miel :P

    Un beso, Ana!!

    PD: Pero lo que más me encanta es que haya 2 partes más :) :) :)
    PPD: Odio a la gente que veta los ingredientes que no conocen, no te lo tomes a mal, no es solo que odie a tus hermanas, tu hermana 1 es como mi novio, y tu hermana 2 es como mi madre, así que es un odio pasable, como ves.
    PPPD: Lo del picante te supone un problema en estas fechas? Eso ya es buscar el problema donde no lo hay, ¿qué ibas a cocinar picante en Nochebuena? Solo se me ocurre la guindilla de los langostinos al ajillo o el bombón de chocolate y chili de Jeff de Bruges…

  5. Jajajajajajaja no has podido ser mas exacta en tu descripción familiar, a lo que me gustaría añadir si no te importa que la hermana que veta picantes, verduras e ingredientes que no le gustan… te quiere recordar que el año pasado se tomó un menú el día de Navidad, con el 95% de ingredientes que no le gustaban y se lo comió bien agusto! Y también decir que no tomo cosas que no me gustan, siempre y en la mayoría de los casos lo pruebo, otra cosa es que mi paladar sea exquisito, un ejemplo como el sushi o espinacas… entre muchas cosas más ¡¡ jajajajajj y también propongo para cenar un buen codillo, el jamón del año pasado o cordero asado…. ya sabes soy simple, no busco complicaciones….. y después de la agonía que estoy pasando sin poder comer…. me como lo que me pongas en el plato encantada… ahora mas qque nunca valoro la comida como nadieeeee jajajaja te quiero sister!!

  6. Jopé con tu familia, y yo que creía que yo era la tiquismiquis para comer xD. Bueno, en realidad sí que lo soy, pero veo que al revés que la mayoría de tus familiares, porque no quiero nada de carne, adoro el pescado pero no el salmón y no me gustan las cosas muy saladas :P.

    La idea de dedicar los domingos a ensayos navideños me parece genial :D. Esta carne tiene muy buena pinta en el punto de coccción, aunque sé que la salsa sería demasiado fuerte para mí. Nunca me ha convencido la salsa de ostras, me resulta muy fuerte.

    Espero con ganas las demás entregas :).

    Un abrazo

  7. curioseando recetas en No más – de mamá y ME ENCANTA. No solo por las recetas, también por lo cercana y maja que eres. Y la cantidad de recetas con quinoa que tienes! Llevo tiempo queriendo probarla así que ahora ya no tengo excusa!jejejeje.
    Por cierto yo también debería empezar a ensayar para las fiestas porque serán las primeras que paso fuera de España.
    Besos!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s