Nespresso 5# Dulsao do Brasil

Perdón por la interrupción, pero no me digáis que no molan estas tacitas Disney Vintage de Disneyland París :D

Me ha costado un tiempo, pero por fin retomo el ránking de Nespresso de los viernes.

El 5º puesto se lo he adjudicado a la variedad Dulsao de Brasil. El otro día me puse a repasar el ránking, y ya no es tan fácil, los puestos de los extremos los tenía y tengo claros, pero las clasificaciones medias no tanto. En cualquier caso, tras valorar los sabores que quedaban por comentar, tuve claro que esta variedad iba la siguiente.

Notas aromáticas según Nespresso: Notas suaves y dominantes que recuerdan a la miel y al jarabe de arce sobre una base de cereales de malta.

Intensidad: 5 / 10

Este café tiene un sabor muy agradable, diré que es equilibrado porque no llega ni al extremo fuerte del ristretto ni al suave de otras variedades (ej lungos). Es un café que puede gustar a casi todo el mundo por el hecho de situarse en este punto medio de intensidades de sabor. Es cierto que tiene el toque de cereal, que me gusta mucho, y hasta puedo afirmar que reconozco el recuerdo que mencionan de miel y arce, es el regustillo que deja.

Es una de las variedades que merece la pena tener en reserva para cuando viene alguien y no sabe qué variedad escoger.

Por cierto, según las “normas Nespresso”, este sería de los espressos a tomar sin leche… Cuando baja la intensidad, parece que echar leche deja de tener sentido. Pues nada, yo sigo empecinada con los cortados, así que he hecho trampa a las normas ;)

En foto de arriba podéis ver lo oscuro que es este café aún habiéndolo hecho cortado. Que no os asuste, ya que no se corresponde con la intensidad.

¿Alguien ha probado esta variedad? Recuerdo que Mami dijo en comentarios anteriores que era una de las variedades que más gastaba.

En fin, poco más, ¡espero que tengáis un buen fin de semana! El mío va a ser completito, mañana tenemos nuestros primeros invitados -no familiares- (que si no, mis hermanas se mosquean :P) en casa, así que hoy me espera un día duro de puesta a punto del piso y pensar bien qué menú poner, mínimo una tortilla de patata, cómo no :D Y pasado, si sigue con el buen tiempo (menudo veranito de San Miguel maravilloso, madredelamorhermoso), nos cogemos un bocata ¡¡y a la playa!! Sí, aquí tenemos playa, ¡¡con dunas y todo!!

Basta, que me enrollo, que decía que ¡feliz fin de semanaaaaaaa!

Anuncios

Regalitos Gastronómicos #12

Hacía tiempo que no publicaba en esta categoría, y es que esta categoría sólo tiene vida si otros me traen cositas de regalo ;)

Allá por junio (de verdad, es que creo que fue ayer…), mis amigas fueron a Londres a pasar unos días y se acordaron de mí al entrar en esta tienda, todas salieron con un bote debajo del brazo y otro para mí. Hasta julio no vi este regalo, cenando con ellas.

Vosotros no habéis visto este regalo antes ya que, por entonces, mi ordenador andaba mal y mi vida era hiperacelerada, así que nunca os pude enseñar este bote de chocolate instantáneo con aroma a la canela que me trajeron y tanta ilusión me hizo.

El bote ha viajado en una caja de mudanza y hace unas semanas, lo saqué. Me volví a ilusionar al sacarlo de la caja, fue como si me lo acabasen de regalar otra vez, me vino un recuerdo muy especial de ellas desde la distancia.

Este chocolate, además, es de una franquicia de tés que descubrí en York hace unos años, de la cual me enamoré, se llama Whittard of Chelsea. No os imagináis lo preciosas que son estas tiendas a pesar de ser franquicia, las tacitas que tienen, los sabores de té… Sé de algunos y algunas que os encantaría ;) Además, me he metido en su web y casi me da un pasmo con la de cosas bonitas que tienen allí.

Aquí podéis ver más de cerca cómo es una cucharada de este chocolate antes de mezclar con la leche calentita :)

GRACIAS Tam y Carla, mis amigas.

Nespresso 3# Rosabaya de Colombia

Aquí viene el 3º en mi ránking de sabores Nespresso. Se ha hecho esperar, lo sé y lo siento.

Lo que dice Nespresso de su sabor es lo siguiente: “Notas de frutos rojos, que recuerdan al vino: grosellas negras, arandanos y grosellas rojas“; “… Notas afrutadas y ácidas

Intensidad: 6/10.

Coincido con el toque ácido. Ciertamente es posible que entrenando el paladar puede recordar a los frutos mencionados, en mi caso no llego a paladear las grosellas, llamadme paleta, pero no las noto. Un sorbo de este café no me da la misma sensación que cuando explota un arándano en la boca al masticarlo. Será el aroma, ahí no me meto, es delicioso.

Realmente me está siendo complicado hacer este ránking :) Todos los cafés están muy buenos.

Debo decir que mi hermana pequeña es una habitual de esta variedad. Cuando viene a casa se coge su cápsula rosa sin miramientos. A ella le vuelve loca con leche condensada.

Estoy aprovechando estas sesiones de fotos para enseñaros, y por qué no, ampliar casualmente mi repertorio de tacitas. Tengo una de cada, hasta me hace gracia dar una diferente a cada invitado si viene alguien a casa :) En este caso, la vajilla es un de diseño de un artista dominicano llamado Juan Plutarco Andújar, fue un regalo que le hicieron a mi madre hace años y a ella le daba pena usarlas. Este modelo en concreto me tiene enamorada. Me relaja nada más verlo.

De nuevo, como ya os adelanté, me lo tomo cortado.

Me resulta curioso que casi nadie me ha mencionado esta variedad que a mí me encanta…

Nespresso 2# Risttreto

Aquí va mi segunda variedad favorita de Nespresso. El color de la cápsula, al menos a mí, me hacía intuir que no iba a gustarme por ser excesivamente amargo. Me equivoqué. Ha quedado segundo en el ranking.

Nespresso dice: “Notas muy tostadas, suavizadas con notas con sabor a cacao. Un contraste sútil entre fuerza y amargor, acidez y notas afrutadas”. (¡como yo!)

Como podéis observar en la foto siguiente, el café recién salido de la máquina tiene una espuma de las más consistentes. El café también lo es. El olor que desprende es fuerte, pero muy agradable al olfato, quizás las notas de cacao tienen algo que ver.

Las fotos de este café quería que fueran con taza transparente, para que pudiérais apreciar bien el color tan oscuro que tiene.

Y como ya he comentado, a mí el café, aunque fuerte, me gusta cortado. A continuación tenéis la foto justo antes de que me lo bebiese ;)

Os comento que esté café, al menos en mi caso no lo veo como café habitual, sino como sabor de momentos algo más espaciados en el tiempo. Es un sabor fuerte y especial, por lo que mi pensamiento me dice que hay que tratarlo como su propio sabor, o correría el riesgo de que me cansara rápidamente de él. Lo cual, sería una pena.

¡Buen fin de semana a todos!

Aceitunas “equilibradas” (o eso se piensan ellas)

Cuando preparé el aperitivo de Nochebuena de Martini con una aceituna, me hacía mucha ilusión hacer un vasito a ver si conseguía que quedaran en equilibrio en mitad del vaso. En ese momento me dio por ponerlas en diagonal, ahora, pensándolo, creo que hubiera tenido más gracia que el palillo estuviera completamente en vertical. Otra vez será.

Es la misma receta que la pongo aquí, pero en este caso, con formato de vaso. Para alguna fiesta me gustaría comprar vasitos pequeños de catering (con mini cucharita incluida, como éstos) y repetir este modo de presentar “bebidas”. Me gusta mucho porque tanto en bombones como en vaso queda muy original.

Ahora lo que me ocurre es que tengo ganas de probar con otras bebidas / cócteles…

Cava con o sin fiesta, ¿por qué no?

Perdonadme que me haya saltado mi entrada del lunes, pero para mí el lunes es hoy. Qué bien están cayendo los puentes este año :D Esta vez no quejaré de “mi lunes”, ojalá y todas las semanas fueran de dos días laborables.

Las fiestas parece que se acercan sin remedio, sin siquiera haberlas pedido. Pero ¿por qué pasa tan rápido el año? Cada vez me pesa más, me hago mayor y la sensación de ver pasar el tiempo y de ver crecer a otros se me hace rara, ¿cómo será cuando sea una abuelilla?

En fin, disculpadme el inciso este de crisis existencial de la media (+1) veintena…

El fin de semana pasado hice risotto. Es un plato que me encanta, fácil, socorrido y relativamente rápido de hacer. Y además, queda muy bien para invitados, está bueno y resulta algo especial. Cocinar risotto lo aprendí en Inglaterra (para variar), en mis clases de inglés no sé de qué forma llegué a un recetario de estudiantes internacionales, y vi la receta que habían añadido unos italianos muy majos. Hice uno muy sencillo de champiñones, y repetí este plato (con variaciones) muchas veces. Tiempo después me hice con un libro de Marks & Spencer de Risotto que me encantó.

Al final muchos de mis platos son circunstanciales. En este caso, la razón fue que tenía una botella de cava de Juvé et Champs que no usaba, que me habían regalado hace algún tiempo y quería gastar de una vez (además debo decir que no me emociona demasiado el cava, aunque sí las cosas hechas con cava, creo que lo no me gusta realmente es el gas). Recordaba una receta del librito de M&S con champán y decidí adaptarla. Quedó muy bueno, tenía un sabor muy bueno a cava y además era una receta sencilla. No me odiéis mucho con lo de esta botella… Ya he recibido algún grito ahogado de ¿¡cómo se te ocurre usar un Juvé et Champs!? ¡Habérmelo regalado a mí!

Me estoy pensando si hacerlo para estas navidades como tapa / algo parecido, porque me he dado cuenta hoy de que tengo otra botella (esta de Freixenet) muerta de risa también… Por esto el risotto festivo, pero no lo hice con motivo de ninguna ocasión especial, sólo porque me apetecía, aunque pega mucho para las fiestas en las que vamos a entrar. También se me ha pasado por la mente esta gelatina de Marona :D

Bueno, ahora la receta:

Risotto de Cava

– 2 puñados por persona de arroz (hace de plato único, yo creo que eché 5 puñados)

– 1 botella de cava (750 ml)

– 1 sobre de Grana Padano rallado

– 1 nuez de mantequilla

– 1 cebolla hecha rodajas finas

– 1 l de caldo de pollo caliente (y que se mantenga caliente durante todo el tiempo, esto es importante, puede estar al fuego muy bajo todo el tiempo)

– Aceite de oliva

– Gambas al gusto para hacer a la plancha y añadir al plato uno vez esté hecho el arroz.

Pasos:

1. Calentar el aceite en una olla.

2. Echar la cebolla y pochar hasta que esté muy blanda / transparente

3. Añadir el arroz y dar vueltas hasta que los granos estén translúcidos.

4. Echar todo el cava, primero sale espuma, luego empieza a hervir y a reducir, dejar que reduzca sin parar de dar vueltas.

5. Cuando quede menos de la mitad del cava, añadir una cucharada sopera (de la de servir) de caldo de pollo caliente.

(NO dejéis de dar vueltas al arroz, bueno, no hay que exagerar, pero hay que estar muy pendiente, de eso depende que todo el líquido se absorba bien)

6. Ahora es ir repitiendo constantemente la misma acción: esperar a que quede muy poco caldo por consumir en el arroz, y echar otra cucharada. Así hasta que el arroz esté hecho.

7. Cuando el arroz esté en el punto que os guste, quitar del fuego y echar la mantequilla, removed, y echar el queso y mezclar (yo reconozco que echo bastante queso :D).

8. Al emplatar, poner las gambas (sin mezclar con el arroz, es casi más una guarnición, pero potencia mucho el sabor. Hay quien pregunta que si pongo gambas, por qué no caldo de pescado, lo pensé pero creo que el caldo de pescado enmascararía el sabor, y el arroz en realidad no sabe a pollo si no a cava).

Servir inmediatamente, debe tomarse caliente.

Mi arroz sale con forma cuadrada porque he usado el molde para emplatar que me regaló Loli el año pasado como mi AIG :D

Sobró arroz, siempre me sobra. Próximamente: qué hacer con las sobras de risotto…

Segunda parte de la sorpresa

La verdad es que yo ya estaba encantada con la máquina sin más, pero había más cajas… Todas envueltas en cajas “de regalo”… La primera:

Y dentro estaba…

0_o

(que conste que estaba vacía al principio, pero la caja es tan chula… además lleva una descripción de todas las variedades, como las cajas de bombones :D)

Pero me quedaba otra caja más… tan elegante y colorida. Estaba alucinada…

¿En serio? ¿Lleva dentro TODAS las variedades? Mis ojos hacían chiribitas…

Y efectivamente lleva todas las variedades, sí. Además lleva un librito donde explica todas las variedades. Así que después de abrir esta caja pude rellenar la primera.

Si compras la máquina no incluye ninguna de estas dos cajas, estas se venden aparte. Al comprar esta caja con todas las variedades, es cuando te regalan la plana de “exposición”.

¡Sigo encantada! ¡Porque todos los días pruebo un café nuevo! ya iré contando los sabores :)

Ah, y por si nadie lo sabía, me encantan los envoltorios, así que no puedo remediar enseñar también el de la máquina…

Sorpresas y más sorpresas :D

Estoy encantada.

¿Quién se viene a degustar unos nespressos? Como veis, tengo para dar y tomar ;)

¡Sorpresa! Máquina nueva

Me encantan las sorpresas. Menuda ilusión me ha hecho esta sorpresa.

El café me gusta, pero siempre lo he solido tomar fuera de casa. En los bares hay de todo, hay cafés buenos, malos y más que malos. De hecho, con respecto al último ejemplo, en mi facultad llamábamos al café el “café desatascador”, te tomabas ese café y acababa con cualquier cosa que se encontrase por el camino… Mejor no sigo describiendo, pero nos reíamos bien a gusto gracias a dicho café. Yo en esos años, en un alarde de derroche, gastaba 0,05€ más y me pedía el café de comercio justo, que estaba más bueno, tenía espumita, de Colombia, bla bla bla…

Pero lo cierto es que me fui a Inglaterra, y el café lo probé 2 veces, uno aguado y otro, en el Café Nero, que era imposible de beber sin morirte de amargor… Me pasé al té.

A la vuelta, en mi familia siempre se ha bebido café y le cogí otra vez el gusto. Pero debe de ser que como las croquetas, el cocido y un gran etc, que sólo le salen bien a las madres y abuelas en un principio. Por lo que, el café que yo me traté de hacer al independizarme dejaba mucho que desear. Compré varios tipos de café, pero daba igual, estaba malísimo.

Pero bueno, me desquitaba en la oficina, que además de ser gratis, he de decir que estaba bastante bueno, y además oía crujir el café antes de hacerse en la máquina, lo cual me encantaba. Hará algo más de un año, quitaron la subvención de café. A los pocos meses, se empezó a extender una ola de máquinas de Nespresso por la oficina como alternativa a las máquinas de pago (tienen unas máquinas especiales de servicio a empresas con cápsulas diferentes). Y como este café ya me llamaba la atención de antes, tuve la mejor excusa para probarlo. Por supuesto, probé. Y me encantó.

Desde entonces, me hacía ilusión tener máquina en casa, pero entre la falta de espacio y que sería yo la única en tomar café… pensé que ya habría tiempo. Pero bueno, “alguien” piensa mucho en mí y se estudió el tema de cómo funcionaban las máquinas en cuestión, hizo comparativa con otros distribuidores que ofrecen cápsulas de chocolate y té… Y algo bueno debió de leer de estas máquinas, que se personó en una boutique de Nespresso y ¡me trajo el modelo que me gustaba!

En realidad me trajo eso acompañado de más cosas, que ya os contaré en una entrada próxima… (¡hoy ya no doy para más!)

¿Os gusta?

A mí me parece preciosa (cómo no).

¡Estoy feliz! Qué buenas saben las galletas acompañadas de un café calentito…

:D

Memorias de Chinatown (NY, Agosto 2010)

Me encanta la comida asiática. Si en los viajes que hago descubro que hay barrio chino, tengo que ir.

Por cierto, ¿sabíais que en Madrid hay un mini gueto chino? Es una calle, sólo una, pero se pueden encontrar muchos productos de alimentación asiáticos. La calle en cuestión se llama General Margallo, está al lado del metro de Tetuán. Raro es que no tengan lo que buscas para cocinar algo asiático.

Volviendo a Nueva York, a las memorias que me quedan por compartir, Chinatown era por supuesto una visita obligada. Me encanta ir allí, voy extasiada, viendo a la gente, a las nuevas generaciones “chinas” con perfecto acento neoyorkino en inglés, viendo las calles estrechas que cortan a la famosa Canal St, hay tantos estímulos visuales, olfativos… hay que prestar tanta atención para no perder detalle…

En esta ocasión me encontré con esto…

¿Qué es? Me corroía la curiosidad y la podía saciar por $1.5 :D

¡Era agua de coco! ¡Bien fresquita! Estaba buenísima, no estaba dulce, pero tenía un sabor muy agradable. Parece que se estaba poniendo muy de moda, porque vi anuncios en los autobuses de agua de coco en bricks y con algún sabor más.

La verdad es que siempre me ha gustado mucho el coco fresco, mientras que el sabor a coco en yogures/pasteles/etc nunca me ha llamado mucho la atención. Llevo un tiempo tratando de remediarlo ;)

En fin… ¿Cuándo volveré a Chinatown? Quién sabe…

[Por supuesto, ya tenía localizado un súper en la zona en el que mirar de todo (New Kan Man) jeje]

NYC Botín: Tea time things

La verdad es que todavía tengo cosas de contar de NYC… ;)

No sé por qué extraña razón los tés especiados no terminan de hacerse un hueco en España. Lo cual es algo que me toca el corazón, porque diría que es mi tipo de sabor de té favorito. En Starbucks hacen el Chai Tea Latte (que lo hacen con la marca Tazo), y está muy bueno, pero sólo se puede pedir caliente (por cierto, para quien le guste, si lo pides leche de soja, mejora mucho más el sabor).

En los EE.UU, esta bebida está ampliamente extendida. Además en verano la hacen iced, y el hielo hace que sea una bebida muy agradable en verano. Recomiendo los iced chai de Dean & Delucca y Doughtnut Plant, por cierto.

Por lo que, ¿cómo iba a salir yo de allí sin comprarme unos sobrecitos de mi té favorito?

Y de accesorios para el té, los siguientes:

Cubiertos de té (para meriendas, tartas, patés…) y un colador de té (lo estrené el fin de semana pasado y es de los mejores que he usado, además tiene un diseño ¡que me encanta!)

¿Hay alguien más que sería feliz si incorporasen el té chai en la sección de infusiones del supermercado? ¿Hay alguien ahí que me comprenda?

:)