Sorpresa 1: Barcelona

Camino de Barcelona, donde haríamos una parada breve para seguir conduciendo hasta Montpellier, Alguien recibió una llamada y como iba él conduciendo, contesté yo. Un chico* con acento de algún sitio, entre Canarias y Andalucía, me dijo:

Chico: Hola, ¿podría hablar con Alguien?

Ana: Lo siento, está conduciendo, ¿te puedo ayudar?

Chico: Llamaba del hotel, era para confirmar la llegada.

Ana: Hm… Oye, Alguien, que llaman ¿del hotel?

Alguien: Di que luego llamo yo, luego llamo yooooo.

Colgué, le miré y le dije: ¿VAMOS A DORMIR EN BARCELONA? :-D

Alguien: No, Ana, no. ¿Pero no has visto que tenemos la reserva en Montpellier para esta noche? Ana, esta vez no hay sorpresas.

Ana: Pero hablaba castellano con acento español, no francés…

Alguien: Que no te inventes historias, Ana, que no, que dormimos en Montpellier.

Ana: Bueno, po’ vale.

Casi pillo a Alguien. Sí, sí que dormíamos en Barcelona. A pesar de la casi pillada el pobre se las ingenió para llevarme al punto de inicio: es decir, la ignorancia pura.

Y sí, Alguien había orquestado una gran sorpresa (cada vez que lo recuerdo, ¡alucino de nuevo!). Se había puesto en contacto con Carlos de nomás-demamá y juntos se habían coordinado para ese día conocernos. Ya de paso nos invitó a una barbacoa en su ático, que por si no lo habéis apreciado en sus videos, tiene una vistas de impresión. Además Carlos me dio vía libre para que me hartase a hacer fotos ese día.

Una tarde noche genial. La gente que fue a la fiesta era realmente maja, lo pasé muy pero muy bien. Para colmo, Carlos resulta si cabe ser aún más simpático y buena gente en persona. ¿Tendré que conocer a todo el mundo a través de blogs?

Fue tal la sorpresa que ocurrió un fenómeno que no había experimentado antes: Me quedé sin palabras. No sabía de qué hablar con Carlos, como si no tuviésemos temas en común, como si no me hubiese licenciado en una carrera que va de conocer personas, como si no hubiera dedicado otros tantos años a entrevistas casi a diario. Pues sí, menos mal que lo de hablar es bidirecctional, y por suerte la otra parte no estaba tan aturdida como yo.

Carlos, gracias por ser tan MAJO. Gracias por la parte de la sorpresa de la que te encargaste. Ha sido un placer desvirtualizarte a ti, a Adrià y a Marc. Y a María y a Juanma, y tanta otra gente simpática que se puso a hablar con nosotros sin conocernos de nada.

A Alguien ya no sé qué más le puedo decir. Mi existencia sería muy triste sin que tú estuvieses en ella.

Al día siguiente desperté en Barcelona. Di un paseo con Guzmán mientras Alguien seguía durmiendo a pierna suelta. Ver las ciudades a las 7:30 am tiene su encanto.

La noche anterior nos despedimos de Carlos para quedar a desayunar al día siguiente. Carlos y yo pedimos huevos benedictine y Alguien con espinacas. Los 3 hemos coincidido en que la rodaja de kiwi y la naranja que ponían en los platos era pura memez. Por lo demás, el desayuno, estaba muy bueno. Así da gusto empezar el día.

Y en seguida va la sorpresa 2.

(*) El chico de la llamada era Carlos, que se quedó pillado cuando vio que no era Alguien quien contestaba al teléfono ;-)

P.S.: He roto con una de mis reglas de hace tiempo y he decidido poner una foto algo borrosa en la que salgo yo. Este año he decidido que me tengo que ir quitando un poco la vergüenza.

¡Felices Reyes 2012!

Lo bueno de cocinar, es que te puedes llevar tus comidas favoritas a donde tú quieras. Así que, aún estando a más de 1.400 km de distancia de Madrid, he podido cenar y desayunar roscón de reyes como manda la tradición de las fechas en las que estamos.

He usado, como siempre, la receta de 2007 de Akane. Soy fiel desde entonces. Me gusta mucho cómo queda, he cambiado 3 detalles en el proceso y no creo que use otra nunca, esta demasiado rico como para arriesgar ;) ¡¡Gracias guapa, es una receta 100% fiable!!

Otra de las cosas que me encanta cuando hago roscón es montar la nata y la trufa. No hay nada más rico que tomar las natas frescas recién montadas. La Kitchen Aid lo hace en un momentito además. Este año he conseguido que me salga bien la trufa, ya que siempre he ido con demasiadas prisas de más y me confundía en algo y no salía todo lo que rica que podía estar. Pero ahora tengo un problema, ¡¡no puedo parar de comer trufa!!

Y este año he querido innovar con la fruta confitada y le he hecho formas. Me gusta mucho cómo ha quedado, y no es mucho trabajo. Se hace usando cortapastas, sólo hay que tener cuidado al cortar la piel de naranja porque es un poco dura, para no dejaros las manos en el intento con cubráis el molde con un trapo, el apretar ya no es la muerte. Y como no hago miles de roscones, tampoco me supone mucho trabajo (ahora que por una vez en mi vida tengo tiempo).

Hay otra novedad más, y es que este es el primer año que invito a roscón a gente distinta a mi familia. Siempre nos hemos reunido en la mesa mis padres, hermanas, tíos, abuela y Alguien. Este año, como no están, hemos invitado a unos amigos españoles mañana, para que también celebren los reyes ¡con roscón y chocolate caliente!

Espero que os hayan traído muchas cosas los Reyes. Hoy haré dos roscones más, como he hecho otras formas, quizás a lo largo del día publico más fotos ;)

¡Pasadlo muy bien!

Resumen Fiestas 2011 #1 Menú de Navidad y Nochevieja

Mesa de Nochebuena montada

A excepción de este sábado que tenemos pensado celebrar los reyes con unos roscones, las fiestas terminaron ayer para mí. Han sido unos días muy intensos y bonitos, con la casa llena de gente y muchas cosas que hacer y momentos que compartir. No sabía por dónde empezar esta entrada, suelo hacerme una pequeña lista de propósitos de año nuevo, pero esta vez no tengo ganas, he pensado que es mejor que los tenga bien presentes durante el año. Bueno, quizá me acabe haciendo una lista en el móvil :P

Lo que no quiero postponer más son las fotos de los menús de Nochebuena y Nochevieja. Me encanta decorar mesas, y este año lo he disfrutado muchísimo, era mi responsabilidad ambos menús, pero más incluso el de Nochebuena. Allá van las fotos con notas:

Cóctel de bienvenida. Modelos de manos: de mis hermanas y yo, cada una con su estilo ;)

Hice caso a los consejos de Mikel Iturriaga para la cena de Navidad (no entiendo cómo o por qué, pero no soy capaz de encontrar el enlace…) y comenzamos con unos cócteles con una cantidad razonable de alcohol y sabor suave a frutas como para que todos empezásemos contentos la cena :) No recuerdo bien las cantidades, y no tengo coctelera (lo hicimos en el vaso de batidora con hielos a lo cutre), tuve a mi hermana pequeña (la de las uñas pintadas) exprimiendo limas y haciendo tiras con la cáscaras de las limas un ratito esa tarde. Los componentes del cóctel que veis se asemejan a los de un cosmopolitan, pero cambiamos el cointreau por vodka y añadimos un poco de azúcar un endulzante para que se quitara el sabor fuerte a alcohol. Tuvo mucho éxito, quedaron muy bonitos, y efectivamente la cena fue muy distendida :D

Tomates cherry para resfrescar un poco y rollitos de jamón con huevo hilado viejunos ;)

Cada vez que voy a un catering siempre están los pinchitos de cherry, siempre tienen éxito y además refrescan un poco el estómago cuando hay mucha comida. Hay a quien le gusta más con jamón y hay a quien le gusta más con mozzarella y albahaca, puse ambas opciones y no sobró de ninguna :P El huevo hilado lo trajo mi madre de Madrid y me hizo una ilusión tremenda, soy una gran fan de mucha de la comida viejuna ;) Tenía muchas ganas de usar la fuente de 3 alturas, además de por lo bonito que queda, porque ahorra bastante espacio y es fácil de llevar también.

Seguimos:

No podía faltar el archiconocido salpicón de marisco de mi madre o su alternativa…

El cóctel de langostinos (aunque se pasó un pelín con la salsa rosa, jaja)

Tenía muchas ganas de hacer vasitos como entrantes, al final me decidí por estos dos:

Vasitos de yogur de foie de las Recetas de Mamá

Vasitos de arroz a la cubana de Mi Blog de Pintxos

Los dos vasitos gustaron mucho y son muy rápidos y sencillos de hacer. Hice algunos cambios: en el yogur de foie no puse manzana caramelizada si no compota por falta de tiempo y manzanas :o) y en los de arroz no puse plátano (creo que sólo me gusta así a mí…). Usé vasitos de café cortado para el arroz y de té moruno para el yogur. Para tomar: tenedores de té y cucharitas de moka normales y corrientes. Quedó una presentación bonita, ¿no?

Pulpo a la gallega emplatado

Rollito de salmón con filadelphia

Unas semanas antes de Nochebuena pensé que a mi madre le gustaría ver el recetario de Mi Blog de Pintxos para Navidad. Pues sí, le gustó mucho, y entre los que le gustaron me dijo que no podían faltar dos de los platos que vio: coulant de pulpo y butiffara y falso maki sushi de salmón. Peeero quería hacer el coulant sin huevo y sin butifarra y el falso maki sushi quitando otros ingredientes. Es decir, que al final fue pulpo a la gallega emplatado en cuadradados y rollitos de salmón ahumado con queso philadelfia xD

Clásicos bígaros y berberechos deliciosos

Nunca han fallado en mi casa en Navidades los bígaros, y vimos berberechos en el mercado, que nos encantan y cocimos unos pocos también. No se aprecia bien, pero eran bastante grandecitos y muy ricos :)

¡Mesa lista para comer! :D 

De postre, fueron helados un año más. La pena es que esta vez no estaban tan ricos como el año pasado U_U pero bueno.

Ahora pasamos a la Nochevieja. Finalmente estuvimos Alguien y yo, y decidimos celebrarla a nuestro gusto, es decir, con cosas que jamás nunca pondrían nuestras madres y abuelas en una cena como es la de Nochevieja. Nos apetecía muchísimo tomar sushi. Dicho y hecho. Qué rico y qué bien nos sentó. Eso sí, solo pudimos tomarnos los makis y los nigiris. Todo lo demás se quedó para el día siguiente y siguiente :P

Mesa de Nochevieja para dos

Ains, qué monos los makis sencillos, con un poquito de soja nada más…

Sushi y sashimi

Los quesos, embutidos y marisco nos sentaron estupendamente al día siguiente bien fresquitos ;)

Langostinos, patas de cangrejo, ibéricos y quesos stilton y holandés curado.

Y ya estamos de vuelta por aquí, año nuevo, vida nueva, eso dicen, ¿no? :)

¡Feliz año a todos!

P.S.: La próxima entrada será más ligerita, irá de viajes y chocolates.

¡Felices fiestas!

Mi árbol de Navidad favorito.

Espero que disfrutéis mucho de estos días. Espero que cocinéis y disfrutéis viendo comer a quienes más queréis.

Y, si os parece, me voy a tomar un descansito para hacer excursiones (incluida hoy al mercado a comprar con mi madre toda la comida de Nochebuena) con la familiy por aquí y disfrutar de ellos al máximo. Os veo en cualquier caso antes de 2012 por aquí, espero.

¡¡Feliz Navidad!!

Silikomart: Toma Navideña #2

Este fue otro de mis moldes elegidos de Silikomart. Son figuritas pequeñas de Navidad. Hay estrellas de nuevo, ¿se nota que me encantan?

Ya había hecho algo de cuchara en el anterior molde, y este caso quería algo que pudiese ser “de bocado”, con sabor a Navidad. Qué mejor que de turrón Xixona. No sé por qué, pero la tableta de turrón nunca me ha llamado la atención, me gusta más el turrón duro. Aún así, me encanta el helado de turrón, así que, concluí que por esa de regla de tres, cualquier otra cosa hecha de este turrón me gustaría. Así ha sido.

En este caso, son unos bizcochos que tienen una textura que me recuerda a los canelés de Burdeos, la textura es más elástica que la de un bizcocho, se debe a que lleva más proporción de huevo que de harina. Además, estos bocaditos cunden muchísimo, con un cuarto de tableta de turrón está lleno el molde ;) Yo hice media tableta, por lo que da para hornear 2 veces, aunque creo que el sabor a turrón es suficientemente contundente como un para un bocado por persona. Como veis, me sigo ateniendo a la máxima del movimiento “stop empachos navideños”.

Vamos a por la receta:

Figuritas de turrón (para dos moldes, y por tanto, 30 figuritas)

Ingredientes

150 gr de turrón blando de Xixona

100 ml de nata

3 huevos

3 cucharadas soperas de harina

2 – 3 cucharadas soperas de azúcar (probad la masa, esto ya depende de lo goloso de cada uno…)

Pasos

0. Precalentar el horno a 180ºC

1. Picar el turrón y después a fuego MUY suave, disolver en la nata líquida. Quedará una crema color caramelo que podríamos comernos a cucharadas. Cuidado.

2. Retirar del fuego y mezclar, en una fuente los siguientes ingredientes: los huevos, azúcar, la mezcla de nata.

3. Incorporar la harina.

4. Llenar los moldes con la masa hasta la mitad aproximadamente (porque la masa sube bastante).

5. Meter al horno, durante 15 minutos aproximadamente, aunque lo más importante es comprobar a los 10 minutos si están hechos por dentro (aunque suban rápido, no están por dentro) con un palillo o la punta de un cuchillo, si sale limpio, ya se pueden sacar del horno.

6. Dejar enfriar en el molde y desmoldar. En el caso de haber rebasado los moldes (mi caso en varias figuritas) se corta la masa sobrante de la base y ¡no olvidéis tomar estos trozos con nata montada fresquita más tarde! ¡que no se tire nada!

Con esta receta no puedo evitar si no acordarme de mi abuelo paterno, a quien le encantaba el helado de turrón. Mi padre parece haber heredado ese gusto, y yo sigo por el mismo camino…

El Día de la Alcachofa

Foto prestada de la autora del Blog The Cooking of Joy

Foto prestada de la autora del Blog The Cooking of Joy. Thanks!!

Hoy es lunes de nuevo, y os voy a hablar de la alcachofa, pero no de sus propiedades ni orígenes, eso ya está en wikipedia ;) Esa flor que invita a ser o bien querida o del todo odiada. ¿Por qué será que hay personas, comidas, colores y cosas que únicamente suscitan emociones extremas?

En mi caso, me declaro amante de las alcachofas. Me resulta muy agradable el regusto que dejan en la boca al comerlas, todo sabe distinto después de tomar alcachofa, más dulzón. Mi madre solía cocinar alcachofas para cenar, y su método era cortarlas en láminas y freírlas a la plancha hasta que estuviesen crujientes. Las tomábamos ella y yo solas con una salsita de mortero con ajo-perejil-limón-aceite de oliva. Qué recuerdos.

El otro día íbamos por la calle mi amiga Tamara y yo, y por casualidad salió mencionada la famosa alcachofa (menudos temas de los que hablo yo con mis amigas, ¿eh?). Fue entonces cuando nos dimos cuenta de dos cosas: 1) que a ambas nos encantaba y 2) que no es lo habitual coincidir en ese gusto:)

Alguien, por ejemplo, las odia, al igual que las aceitunas, la coliflor, el aguacate y el chocolate (todos los cuales, me encantan, curioso, ¿no? :)

El caso es que decidimos que debíamos hacer la Cena de la Alcachofa. Ambas cocinaríamos la alcachofa como nos apeteciese y comeríamos juntas :)

Yo me decidí por una receta que llevaba viendo mucho tiempo en la red, el Dip de Alcachofa. La verdad es que busqué un par recetas, ésta de Epicurious y ésta de All Recipes, y luego hice lo que me dio la gana :D A continuación tenéis mi remix adaptado.

Dip de Alcachofa

Ingredientes:

– Un bote de cristal de alcachofas de 580 gr (14-16 piezas)

– Queso fresco batido del Mercadona (parece sour cream) – la mitad aproximadamente.

– Una cucharada de ali-oli (también del de Mercadona)

– Una cucharada de Mostaza a l’Ancinenne.

– 5 cucharadas de queso parmesano en polvo

Pasos:

1.  Dejar escurrir las alcachofas un buen rato para que suelten el líquido avinagrado (creo que debí haberlas dejado más tiempo, sólo estuvieron 10 minutos, la próxima vez lo dejaré un par de horas antes y les aplastaré para que salga más juguillo).

2. Poner en el vaso de la batidora, y la batidora si tiene intensidad ponerla al mínimo, no interesa algo demasiado líquido, sino más bien grumoso.

3. Corregir de sal y pimienta.

4. ¡Listo!*

*Hay quien lo sirve gratinado. No estamos ahora para cosas calientes…

Para mojar, ahora en EE.UU están muy de moda los chips de pan de pita (como si fuesen patatas fritas), pero como aquí no nos gustan las modas, sólo contamos con los chips de maiz estilo dorito para este tipo de platos… Pensé en comprar pita y tostarla, pero salía un poco más caro. Así que compré panes varios e hicieron las veces.

Cuando lo probé, no estaba del todo convencida del sabor, quizás del rato que estuve mezclando, que era probar constantemente y ya no sabía cual era el sabor real… Se lo di a probar a mis amigas con algo de miedo y ¡les encantó! No quedó nada, se lo untaron más en pan que en los pseudo-doritos.

Las alcachofas de Tamara también estaban deliciosas, os cuento cómo las hace ella. Las trocea, echa en la olla exprés con un poco de cebolla, ajo, tomate rallado. De muerte súbita :D

¡Tamara, el sábado Alcachofero no habría tenido sentido sin ti!

Y a vosotros, ¿os gusta la alcachofa?

ACTUALIZACIÓN:

Tamara me ha cedido la receta de su mami en los comentarios, allá va :)

1. Dorar un ajo. Si las alcachofas están congeladas o frescas, se echarían en este momento hasta que se guisen un poco o pierdan el agua.

2. Se añade medio tomate rallado, o más en función de la cantidad de alcachofas.

3. Se echa una cucharada de pan rayado para que la salsa espese. Yo suelo saltarme este paso, me encanta el juguito!

4. Se echa un chorro de vinagre y se añade un poco de agua si hay poco tomate. Si las alcachofas son congeladas, suele perder agua, por lo que no sería necesario. Y en la olla exprés en 10 minutos están!

Despedir la Semana Santa

Pero hay que despedirla como se merece, con unas buenas torrijillas y un día extra de vacaciones ;)

Hace unos días me fui al Horno de San Onofre, horno emblemático de Madrid al que nunca había ido. Tiempo antes había leido que sus torrijas eran dignas de probar. Por lo que, allí me dirigí, muy motivada a probar las torrijas de vino, y por supuesto, las de leche tradicionales. Y en el desayuno del día siguiente hice la cata de ambos sabores.

Las torrijas, por cierto, costaron 2,75€ cada una, precio razonable, teniendo en cuenta lo caras que salen por aquí habitualmente: 3€ – 3,5€…

Acompañé las torrijas con un café con leche calentito. Os informo de que no pude tomarme la segunda torrija porque me llenó muchísimo la primera.

Las torrijas de leche estaban muy buenas, se parecían a las de mi madre :D Ricas, ricas. Además no llevaban almíbar, el cual no me convence nada.

Las torrijas de vino también me gustaron mucho. Me sorprendió no ver el pan coloreado de tinto (que leyendo, había entendido era lo habitual), la miga era tan blanca como las de leche. El sabor: es evidentemente alcohólico, pero no muy fuerte, en cuanto a dulzor, poco, no es que fueran amargas, pero tampoco muy dulces, desde luego llevaban azúcar, no sal ;)  Es difícil de explicar, quizá debo tomarme otra para intentar desarrollar mejor la descripción ;)

Y qué poco fotogénicas son las jodías torrijas… arrrggg…

Lo bueno es que ya sólo me quedan por probar las torrijas de miel ;)

Ah, de San Onofre también me llevé unas magdalenas de naranja con chips de chocolate que estaban bastante buenas. Peeeero también probé los macarons que tenían. Mira que las torrijas están buenas, pero a los macarons ni os acerquéis… Que sepáis que estoy haciendo un estudio de mercado (poco formal, desde luego) que os espero presentar pronto ;)

Ah, y ¡que sea leve el lunes! y para los que estén como yo, que sea leve el martes ;)

Más Pascua

Los pollitos de la entrada anterior han dejado de existir, os informo de que además de majos, estaban muy ricos. Eran de praliné :D

Bueno, os he mentido, sigue habiendo pollos por casa, pero estos no hablan :P

No sé si han sido las visitas a Holanda, o algunos recuerdos de la infancia, o ver los blogs año tras año, pero en esta ocasión me he sentido especialmente motivada con la temática de estas fechas.

Pensándolo un poco más, en realidad se han juntado una serie de circunstancias en mi vida: tener el libro Cookie Craft, ver tantas galletas en todos los blogs, tener colorantes para estrenar, azúcar glas para unos cuantos años, más espacio del habitual en casa, pero sobretodo, recalco, sobretodo, está el hecho de haber comprado cortadores con forma de conejo y zanahoria en NY. Me apetecía taaanto tanto estrenarlos…

Así que me estudié a conciencia las instrucciones del libro. Seguí cada consejo, cada paso al pie de la letra. Planifiqué todo lo posible (más o menos). Aprendí mucho, trucos que hacen que resulte más fácil la tarea galletera. Os cuento mi truco favorito: No hace falta echar harina a la masa para que no se te pegue al rodillo. Basta con amasar la pasta de galletas entre dos hojas de papel para el horno. Sencillo y maravilloso. Ni siquiera se mancha el rodillo. Fui todo felicidad :D

La verdad es que no sé si vale la pena poner las recetas, hay tantas sueltas por ahí y tantos tutoriales tan bien explicados y detallados, que poco hay que pueda añadir aquí. La masa de las galletas que usé es de chocolate y ha gozado de una buena crítica ;) Hice caso hasta al detalle de poner un poco de café soluble a la masa, porque resulta que potencia el sabor del chocolate. Os lo confirmo. Vale, pondré la receta próximamente.

La glasa ya tiene muuuchas explicaciones y poco misterio. Las claves para mí:

– Glasa para repasar formas (delinear) = piping icing en inglés. Claves fundamentales:

-> Sabes que está bien 1) después de 5 minutos en kitchen aid batiendo / 10 minutos en batidora convencional de varillas. 2) La consistencia es como la de la pasta de dientes. Sin miedo, coger un poco con los dedos y se distingue fácilmente.

-> Tarda en secarse: Nada. Puedes según hayas terminado de repasar todas las formas empezar con la primera tanda de glasa de relleno.

-> Si empiezas a notar que al repasar la glasa “ya no se porta bien”, es decir, está menos suelta, cuesta que salga de la manga pastelera, añádele un poquito de agua y vuelve a su ser.

-> Recomiendo usar adaptadores de boquillas para la manga. Es decir, yo no tenía y los deseé desde que me di cuenta de su utilidad real: intercambiar una boquilla por diferentes mangas. Usar bien una manga pastelera.

– Glasa para rellenar = flooding icing (flood = inundación) en inglés. Claves fundamentales:

-> Tarda más en secarse, sí. Pero si quieres mezclar colores: ejemplo: hacer motivos como los de los huevos (puntos, rayas, etc) debes de echar los dos colores uno seguido del otro, porque si no, luego no se puede.

-> No se deben de mover mucho las galletas una vez están con esta glasa, se puede desparramar.

-> La consistencia deseada al batir: la de un helado de nata derretido.

-> Necesitas tantos biberones para echar la glasa como colores se vayan a usar para decorar. Recordad que no se pueden hacer en dos tandas a menos que queráis relieve (véase mis zanahorias) u otros efectos.

Bueno, ¡por fin he conseguido estrenarme con las galletas decoradas! ¿Qué os parecen? Sé que debo de mejorar mucho, pero estoy contenta con el resultado para haber sido la primera vez.

Desde luego la gracia de estas galletas es el hecho de luego repartirlas y ver la cara de la gente ;)

Felices Pascuas a todos.

¡Feliz Pascua! on behalf of…

Hola a todos. Somos unos pollos holandeses convertidos en bombones y venimos a este blog enviados por Alguien. Alguien y Ana nos han pedido que os felicitemos las Pascuas mientras ellos se dedican a hacer ruta gastronómica por Madrid.

¡Oh, nooooo! Ana nos ha descubierto y nos ha pegado un mordisco… No sabemos cuánto tiempo más podremos dar noticias…

Sólo decir que… Ana se ha vuelto loca con los motivos de Pascua… Nosotros sólo somos el comienzo…

Feliz año con bombones salados

¡¡Feliz año a todos!!

Quise haber publicado una entrada para despedir el año. Pero el día 30 y 31 fueron misión imposible. Así que, aquí estoy, otro lunes más, después de unos días de letargo :) (como nota positiva, la semana, de nuevo, es bien corta, acaba el miércoles :D).

Como os comenté en la entrada de Nochebuena, tenía algunos de los entrantes ya fotografiados en casa, y como en este caso todos ellos son bombones, aquí os enseño el lote completo:

1) Bombones de tomates cherry con cheso y nueces.

Esta receta está adaptada de ésta de Mar, de su blog Todo Caserito. Me enamoré según vi la combinación tan original como lo rápido de su preparación. La adaptación consiste en 1) para envolver el queso filadelphia sólo usé nueces, 2) Para la mezcla de queso, sólo usé albahaca y ajo (un diente pequeño muy machacado).

El sabor, a mi gusto, estupendo. Eso sí, no apto para personas que no les guste un toque de sabor ácido y / o las “explosiones de sabor” (es lo que tienen estos tomates). Yo por mi parte, repetiré seguro :D

2) Bombones de foie con pistachos

3) Bombones de queso de cabra con almendras croncanti caramelizadas

Estos bombones salieron de Mi Blog de Pintxos, un sitio maravilloso que da siempre ideas geniales para fiestas, aperitivos… Soy fan desde que lo descubrí hace unos meses.

Tuvieron bastante éxito los dos tipos de bombones, sobretodo el de foie. Aunque yo sigo enamorada del de queso (el rebozado era de crocanti de almendras caramelizadas y contrastaba estupendamente el sabor -otro descubrimiento casual en el Lidl, por cierto-). Una breve nota acerca del queso: se venden unos medallones de queso fresco de cabra que no tienen un sabor tan fuerte como el conocido habitualmente.

Y así termina la entrada de hoy. Me quedó algo de foie, y si no está malo ya (…) pretendo hacer esta receta, qué pintaaaa.

¡¡Que tengáis buena entrada de año y de semana!!