Los exámenes al acecho y libro nuevo dedicado

Hola, soy Ana y estoy a punto de empezar exámenes. Este año sin duda mi nivel de ansiedad ha decrecido de forma increíble. Qué alivio. Aún así, noto como mi apetito se vuelve bastante aleatorio (lo cual indica que no estoy 100% tranquila), cosa que tengo que controlar. Normalmente en estas épocas desayuno-como-ceno todo mi estrés. Este año no va a ser así. De momento soy mucho más consciente.

Ayer pasé gran parte del día en el taller de madera de mi escuela. Estuve haciendo un prototipo de terraza tamaño 150×75 cm con doble suelo. ¿Qué os parece? Imagino que suena algo raro, lo sé, y quizás os preguntéis qué tendrá todo esto que ver con una escuela de arte y el diseño. Pues tiene que ver, creedme. Este proyecto lo he llegado a aborrecer un poco, pero ahora que llega el final y empiezas a visualizarlo acabado en la cabeza, parece algo guay y todo.

Me prometí hace unas semanas que la siguiente entrada del año se la debía a Carlos. Sí, este chico tan majo que escribe el blog tan chulo llamado No Mas de Mamá. Pues como os comenté este verano, además de parecer simpatico leyéndole, resulta que en realidad también lo es. Diría que incluso más. Tan taan majo que además de participar en las sorpresas de Alguien, va, publica un libro de recetas de su blog y me lo envía gratis. Como os digo, más majo que las pesetas.

Además, el libro no tiene desperdicio. Tanto en recetas como en diseño. La apariencia es realmente una maravilla. Es especial, es colorido, pero no exagerado. Es sencillo, pero no soso. Es fiel a su estilo. De las cosas que más me gustan del libro es la guarda anterior. Se abre entera y el lector puede ver cómo está cosido el encuadernado del libro, además de verse, también le han dedicado un tiempo a que quede bonito al verse. En fin.

Otra cosa que me encanta del libro es que “hay historia”. Estos chicos han sacado un rato para contarnos un poco el origen de su blog. Es algo que me resulta especialmente entrañable, porque así fue como entraron a la cocina, en su año Erasmus, igual que yo muchos estudiantes españoles de intercambio en el extranjero (a ver si con suerte, el gobierno este actual, permite que se puedan seguir  o bteniendo estas becas en el futuro o si *PL:MKLIJiuhª!#∞¬÷“÷6%).

Volviendo al libro, ¡el contenido de recetas no está nada mal tampoco! Os pongo las más apetentes para mí.

Carbón de calamares. Me encantó ya cuando lo publicaron con un libro, ¿cómo no se le había ocurrido a nadie antes? Usar la tinta de calamar para teñir el empanado del calamar, ¡es sencillamente genial!

Esta receta de avena en porridge con sobrasada es… casi diría innombrable, pero me muero de ganas de prepararla. Además tengo un bote de sobrasada que dejó la familia por aquí sin acabar que me viene genial. La excusa perfecta.

¿Tartar de salchichón? ¿por qué yo no he probado esto todavía? ¿cóooomo? Es que hasta el higo, que no me gusta, va perfectamente en esta receta. El higo para mí es una cuestión de combinaciones. Pero en solitario lo veto.

Recetas de fondue. Nunca hay suficientes. Llevo algo más de un año pensando en hacer una fondue de Gouda… A ver si me lanzo con esta receta, ¡por que es una muy buena opción! Y así, a lo mejor, a mi hermana pequeña le gustaría la fondue de nuevo (porque dice que el queso de fondue típico le sabe muy fuerte).

Hablando de mi hermana pequeña, ¡¡¡este miércoles la tenemos aquí!!! Se viene unos mesecillos a trabajar a Holanda. Qué felicidad taaaan grande. Qué ganas.

Volviendo al libro, tengo que dar gracias infinitas a Carlos por ser así de majo y amable de enviarme el libro. Hasta casi el día de hoy apenas he podido reaccionar. ¡Me muero de ganas de hacer uso de su contenido!

La semana que viene empiezo los exámenes, así que no estoy segura de que pueda dar señales de vida hasta después…

Cruzad los dedos para que no me crujan mucho en estas semanas… y lo más importante:

¡Vivan no más de mamá!

La gastronomía holandesa

Desde que me vine aquí me he estado preguntando cuáles serán los platos típicos de este país, y casi nadie (ni los mismos holandeses que he ido conociendo) me ha sabido contestar de forma muy concreta. Alguna vez he leído que tampoco es que los holandeses disfruten mucho cocinando y que salen mucho a comer fuera. Esta última afirmación no creo que sea del todo cierta porque aquí hay mucho más espacio comercial dedicado a la cocina, por lo que, opino que sí les debe de gustar cocinar, pero todavía no sé muy bien qué.

El otro día me fui a registrar a la biblioteca pública de La Haya, es un edificio muy céntrico y bonito y por dentro es muy agradable la luz que entra, los espacios dedicados a lectores… Y como no llevaba la documentación necesaria, me quedé dando una vuelta por el edificio. Cuando iba a salir me di cuenta de que tenían tienda, y además de las cosas tipo souvenir (tulipanes de madera, platos con dibujitos azules, paraguas y postales) había una mesa con un pequeño espacio dedicado a la cocina holandesa. Por fin, pensé.

Cuando estuve en Inglaterra el primer libro que compré fue uno de cocina británica, sé que soy una pesada, porque lo menciono muchas veces, se llama “like mother used to make” y describe muy bien cómo se come en el Reino Unido, los platos de la infancia… He aprendido muchísimo de ese libro. Era la misma intención que tenía aquí, pero he tardado meses en encontrar dos libros. Si os fijáis en el índice no es que tengan mucho contenido precisamente, y además, si son 100 páginas, dividid entre dos en el primero ya que las recetas son a doble hoja y una de ellas es un dibujo… Me alegro de ver algo más que las patatas que de la foto (hay recetas más caseras), pero esperaba más contenido.

El segundo libro, este que veis a continuación cubre un poco la necesidad que tenía de saber algunas costumbres gastronómicas de aquí y tiene alguna receta más, pero vaya, que es tamaño cuartilla…

Cuando fui a pagar, la señora que me cobró (de unos 55 años y ¡hablaba perfecto inglés!) me dijo que el primer libro (el apaisado que os enseño) era estupendo, “muy buen libro”, me dijo. Por lo que entiendo que debe de ser un reflejo de la cocina de aquí de verdad. Ya que la vi simpática, me puse a preguntarle dónde podría encontrar algún sitio donde tomar comida holandesa *de verdad*. Os sorprenderá, pero… no supo contestarme y estuvo procesando, no dijo nada “al tuntún”. Finalmente llegó a la conclusión de que donde mejor y más casera es la comida de aquí es en las cafeterías de 3 tiendas más conocidas: V&D, Hema y De Bijenkorf. Las cafeterias que os menciono son estilo las del Corte Inglés, que están siempre en la última planta de las tiendas. Pero no me mencionó ningún restaurante arguyendo que en los restaurantes estropean lo tradicional y que lo que la gente come en casa es como lo sirven en los sitios que os he dicho.

Es curioso, la verdad. Sé lo que muchos estáis pensando, pero me resisto a creer que la cocina holandesa sea limitada. Eso me dijeron con la británica y estoy completamente en desacuerdo. Creo que los holandeses se infravaloran, parece que olvidan los quesos que tienen y del pescado y tampoco asumen como parte suya la comida asiática (que es brutal), como hacen los ingleses. En fin, todavía no tengo conclusiones definitivas, pero sé que todavía no he visto todo.

¿Qué os parece? ¿Alguien conoce la gastronomía holandesa? Que se pronuncie ;)

¡Que tengáis buen fin de semana! :D

Orgullo Bloguero

José Martí dijo lo siguiente:  Hay tres cosas que cada persona debería hacer durante su vida: plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro. Yo creo que este señor nunca pensó que su cita fuese a ser tan conocida, ni que marcaría a tanta gente.

En esta entrada quería expresar mi máximo orgullo por quienes tienen blog y publican un libro :) Ejemplos son los siguientes, que, por supuesto, trato de favorecer comprando un ejemplar siempre que puedo y me gusta. En mi opinión, lo mejor son los recopilatorios de recetas, ya que con las recetas inéditas parece que puede llegarse a penalizar al lector habitual por no comprar.

El blog de Sara, Cocina para Emancipados es maravilloso. Tiene unas ideas fantásticas, los ingredientes siempre son fáciles de encontrar y las recetas sencillas de hacer. Ni qué decir de las fotos. Me hizo mucha ilusión cuando contó que publicaba un libro. Su libro es un recopilatorio de recetas de su blog, lo cual me gusta mucho, así tengo las recetas más interesantes más “a mano”.

Qué decir del blog de Webos Fritos, menuda fotografía e ideas de platos tiene. El libro es mezcla de recopilatorio con recetas inéditas. Clasifica las recetas de un modo muy curioso: Recetas para almas descarriadas, Sorprende a tu cuñado, Voy con prisas, Hoy me siento un Chef… La verdad es que de esta forma es fácil saber a qué capítulo ir cuando abres el libro.

La archiconocida Heidi Swanson de 101 Cookbooks, tiene unos cuantos libros ya, acaba de sacar otro y tiene revolucionaditos a los americanos :) En mi caso, he comprado dos de ellos y ambos me encantan, son un placer visual. Además, todas las recetas se encuentran también en su blog. Paré de comprar en el de Super Natural Cooking, porque aunque he hecho varias recetas, yo no he terminado de incorporarme tanto a los cereales “alternativos” y hay muchas recetas que no me atrevo a probar. El libro Cook 1.0 me parece fabuloso y más todavía la forma de organizar el texto en las recetas, por tablas. Fácil, claro, sencillo. Es una pena que he hecho pocas de sus recetas porque al ser vegetariano usa mucho hidrato de carbono que debo evitar, aún así, me encanta y lo miro de vez en cuando para coger ideas.

¿Qué puedo decir de esta mujer, Ree Drummond? Autora del Blog Pioneer Woman, empezó el blog para enseñar cómo era su vida en mitad del prado allá en Oklahoma y tiene a medio país enamorado. Anda por EE.UU en giras de firmas de libros, en programas de TV, menuda vida se está pegando.Estoy enamorada de las fotos de su cocina, y de su perro Charlie, que además, es como el mío :D

Tengo pendientes otros: El de David Lebovitz, en cuanto tenga heladera compraré The Perfect Scoop… aunque todas las recetas vienen también en su blog. Admiro a este hombre y su vida en París. Otro: el de Bea de La Tartine Gourmande. Vaya fotos, vaya recetas, vaya todo.

La única pega en las publicaciones españolas: el precio. ¿Por qué en España tenemos que pagar más por los libros? Hay una diferencia de 5 a 10 € en el precio de lo que compro en Amazon (UK) a lo que compro en la Casa del Libro… Sé que no es culpa de los autores, pero es que no lo entiendo…

Volviendo a la cita de José Martí del comienzo, como veis, varios de estos autores blogueros ya han concluido con 2 de las 3 misiones: libro e hijos. A lo mejor Ree Drummond ya ha cumplido la del árbol también y Heidi quizás…

Y ahora que lo pienso, yo ya he plantado un árbol, el hijo lo cumpliré -espero- en un futuro :D

¡Libros nuevos!

No lo he podido remediar. He vuelto a comprar por amazon… pero ahora creo que sí voy a parar, al menos hasta 2011. Yo creo que podré conseguirlo. Tengo para leer y hacer para bastante tiempo…

He decidido adentrarme en el mundo de Martha Stewart…

Primero tenía claro que quería el de cookies… Es impresionante. Bien organizado – recetas perfectamente clasificadas, recetas originales, apetecibles y asequibles (los ingredientes para encontrar) y hasta la fecha ¡muy buen resultado! (debo una entrada ya)

No me digáis que el índice no es genial…

* Actualización: Casi olvido poner este link a un vídeo divertidísimo que me enseñó “p4nc0np4n o pan con pan” en Flickr ;) Podéis verlo aquí.

Más. Mientras le daba a comprar en amazon, me salió esta sugerencia también “monstruosa”…

¿Cómo no voy a coger los cupcakes también? Mis comentarios son los mismos que con el libro de cookies. Ya había probado una receta (aunque provenía de otro blog), fueron los cakes de mi cumpleaños por adelantado ;), es decir que ya tenía buenas garantías. (Po’ cierto, la receta de la foto, aunque apetecible, yo no la haré, no me gusta la combinación de menta y chocolate… no sé cómo vuelve locos a los ingleses…)

Williams Sonoma era también asignatura pendiente. Tanto cookies como muffins tienen también una pinta estupenda. Aunque por formato y variedad, me quedo de momento con Martha :P ¡Aunque no me arrepiento de la compra!

Y ya, por último, “la sorpresita”, igual que los cupcakes de Martha, no esperaba coger este libro, pero la verdad es que me llama mucho la atención. Ya he estado leyendo, a ver si para alguna ocasión puedo ponerme, pero una de las conclusiones es que ¡necesitaría más espacio! (y tiempo) :(

¿Alguien tiene alguno de estos libros? ¿Alguna receta para recomendarme?

Libros de cocina, esta vez va de cerdos

Una de mis últimas adquisiciones. Mira que si no entro en amazon no suelo entrar en estado de frenesí de compra de libros de cocina… pero hace no mucho, pasé por Vips y vi este libro… (y otro más que ya os comentaré)

Cerdo e Hijos, ¿puede haber un título más original? Bueno, sí, pero me llamó bastante la atención, y más su precio de rebaja (yo siempre miro las ofertillas, faltaría más) y ya, luego, las fotos y y y y… Vamos, que un golpe de visa y fue mío :D

¿Y qué me decís de la tipografía? Es preciosa…

La verdad es que me gusta mucho, va explicando todos los aprovechamientos de este entrañable animalito tan común en España. Lo cuentan en Francia y a su estilo, lo cual es también bastante interesante, y las recetas también, dan muy buenas ideas para adaptar aquí.

La verdad es que los libros franceses son bastante buenos, cumplen con todo lo que valoro: estética, practicidad…

He visto varias recetas interesantes, a ver si tengo tiempo y me lanzo a probar.

P.S.: Antes hablaba de compras de libros de cocina online, ahora en la misma tienda de amazon he descubierto toda la parte de cookware, y lo único que me retiene de no empezar a comprar es el espacio limitado -y ya ocupado- de mi cocina…

Carrot cake

Mi primer contacto con este pastel no fue bueno ni tampoco los siguientes. La primera vez fue en París, estaba con mi familia de viaje y fuimos a tomarnos algo por la tarde. Lo vi allí, y tenía muchas ganas de probarlo. Se lo pedí a mi padre, quien arrugó un poco la frente y me dijo “pero si eso va  estar malísimo…” y le dije, muy convencida, que eso era lo que quería. Efectivamente, lo probé y me resultó malísimo: seco, sin sabor… ¡qué decepción!

Mi segundo encuentro con este pastel fue en UK, en los supermercados. En concreto en Morrisons siempre vendían esto en una caja con icing blanco, que no me parecía nada atractivo ni me inspiraba ninguna confianza (parecía grasaza)… Junto con la experiencia de París, no me volvían las ganas de una segunda oportunidad.

Fue entonces cuando cayó en mis manos el libro de Wholegrain baking. Y leí su receta, y no me pareció mala. Le di otra oportunidad. Menos mal. Qué bueno estaba :D desde entonces siempre hago esta receta. Es muy jugosa, con un sabor buenísimo bastante intenso… En los ingredientes va piña, pero cuando lo tomas, la piña cobra su propio sentido en la receta…

Por cierto, he probado 2 veces más la carrot cake fuera de esta receta: en Living in London: (Buenisima (icing riquísimo que me anima a probar a hacerlo yo también) y en Hespen&Suarez (riquísima también, lástima que ya no existe este sitio…jo).

Receta (de wholegrain baking):

4 huevos

1 1/2 cups de aceite vegetal

2 tsp extracto de vainilla (nada que no se solucione con azúcar vainillado)

1 1/2 de azúcar granulado

1/2 cup de azúcar moreno

2 cups de harina integral

1 1/2 tbs levadura

2 tsp gaseosa/bicarbonato

1 1/2 tsp de sal

1 1/2 tsp de nuez moscada

1 tsp canela en polvo

2 1/2 cups de zanahorias picadas muy finas (cuanto más, mejor, yo lo ha hago con la trituradora)

Nueces no le pongo, pero serían  1 cup

1 de coco rallado

1 lata de piña, escurrida y posteriormente triturada también y vuelta a escurrir un poco

Pasos:

0. Precalentar horno a 180ºC + engrasar molde

1. Batir huevos

2. Añadir aceite

3. Añadir vainilla (si es el extracto) y azúcares: se obtendrá una masa liquida de color amarillento.

4. Por otro lado, se deben mezclar la harina, especias, sal, levadura y bicarbonatogaseosa en un bol y después añadir a la mezcla anterior.

5. Añadir la zanahoria y nueces (si se ponen)

6. Añadir el coco y la piña

7. Meter al horno. Estará hecho cuando salga limpio el palillo/cuchillo/tenedor con el que pruebes si la masa está o no. No dice tiempo la receta.

Güenísimo. Un exitazo siempre :D

Por cierto, se conserva muy bien en la nevera.

Espero que os guste.

Mis primeros muffins DE VERDAD

Digo de verdad porque antes lo que había hecho siempre eran magdalenas, la diferencia para mí es la textura abizcochada, pero algo húmeda. La masa antes de meter al horno es más densa que la de las magdalenas (yo la echo en “pegotes”). De hecho en la receta avisaba de no mezclar mucho más de lo necesario, porque quedarían demasiado pesados.

Los probé y me emocioné. Otro detalle es que yo nunca había usado molde de muffins y madre hace no mucho me dio uno que ella no usaba. Lo cierto es que se nota la diferencia en la forma que cogen. Me encanta :D Y hace poco me regalaron un molde de silicona de muffins y funciona muy bien también, mucho más cómodo.

La receta que usé, es de Heidi Swanson, la autora de 101 cookbooks, de su libro supernatural cooking. Tengo pendiente hacer una valoración de este libro. Desde luego esta receta ya me ha hecho que merezca la pena haberlo comprado, aunque me hace mucha ilusión comprar libros de gente con blogs. Todas las recetas que hay en el libro están también en su blog.

La receta original eran expresso banana muffins, pero yo no puse expreso, por lo que ya no se pueden llamar así. Ah, y para no ser demasiado tramposa con la dieta, los muffins son integrales :) Super buenos.

Por otro lado, esta receta es de las de aquí no se tira nada, porque se hace con platanos pasaditos, lo más posible, al igual que un pan de plátano que hago bastante también. Ya pondré la receta del pan de plátano. Por otro lado, los yogures estaban en sus límites, y también me vino muy bien para deshacerme de provisiones.

También he hecho diferentes variaciones de la receta con otras frutas y siempre sale bien, de fresas y de mango-lima (la última vez que fue ayer, y he recibido buenas opiniones al respecto jeje). Sólo hay que triturar la fruta. El yogurt da igual cómo sea, pensaba que mejor griego por ser más denso y cremoso, pero ayer probé con un desnatado guarrindongo y el resultado ha sido igual de bueno. Aunque no me han quedado tan bonitos como los primeros (y no me ha dado tiempo a hacer foto a los últimos).

Bueno, ya pongo la recetilla :)

Ingredientes:

– 3 Plátanos medianos muy muy pasados machacados (quien dice plátanos, dice fresas hechas puré -con grumillos-, mango – lima triturados -con grumos también-…)

– 1 yogur

– 2 tazas de harina integral

– 2 cucharaditas de levadura química

– 6 cucharadas de mantequilla sin sal a temperatura ambiente

– 1/2 cucharadita de sal

– 3/4 de taza de azúcar moreno

– 2 huevos grandes

– 2 cucharaditas de extracto de vainilla (en mi caso un par de sobres de azucar vainillado)

–  1 y 1/4 tazas de nueces tostadas y un poco troceadas (sólo en el caso del plátano)

Pasos:

1.Por separado, dejar bien mezclados harina + levadura + sal

2. Mezclar mantequilla y azúcar hasta que quede una pasta homogénea .

3. Batir los huevos, uno a uno en la mezcla.

4. Añadir el yogur y mezclar bien

5. Añadir la fruta triturada y mezclar bien.

6. Añadir la mezcla de harina + sal  + levadura removiendo, hasta que quede mezclado. No es bueno remover mucho tiempo, porque sólo es necesario que la mezcla quede hecha, si se hace excesivamente, los muffins quedarán pesados -por lo visto-.

7. 180ºC al horno y a chutar.

8. Luego se sacan cuando estén dorados y salga el cuchillo limpio, se dejan enfriar un poco en el molde (10 – 15 min) y después se desmoldan  se dejan enfriar de nuevo.

¡Ricos, ricos!

Gracias Heidi

Steak Tartare de Bacalao

Al fin vuelvo a participar en este evento que tanto me gusta. Llevo fijándome que en las últimas ediciones el número de recetas ha aumentado mucho, y la verdad es que es genial.

Como he dicho en alguna otra ocasión más, cocinar pescado no es mi fuerte ni lo he puesto demasiado en práctica. “Encima”, desde que vivo acompañada, alguien vio cómo iba monopolizando la cocina, así que decidió “pedirse” cocinar el pescado. Yo le regalé el libro maravillo de la La Larousse de los Pescados, y apenas lo usa :(. Le he amenazado de muerte con comenzar a explotarlo yo… :P

Ya he dado el primer paso con el evento de este mes. La receta es de Jacques Le Divellec, el autor del libro, lo cual me llamó todavía más la atención. Así que me puse manos a la obra.

Antes de nada, decir que me llamó mucho la atención este plato porque siempre he mirado con recelo el steak tartare normal, el de carne. Jamás lo he probado, aunque sí lo he visto en varios libros de recetas, y siempre me pregunto varias cosas… ¿está bueno? ¿no pasa nada por comer carne y huevo crudo? ¿Lo ha probado alguien alguna vez ? Estoy intrigadísima…

Por lo que pone en la wikipedia, se confirman mis sospechas sobre las bacterias en la carne cruda… Aunque imagino que se puede decir lo mismo para el pescado. Lo que pasa que al menos yo me quedo más tranquila porque es obligatorio congelar el pescado y así “se mata” al anisakis, jajajaja. Además, esta receta no lleva huevo, al contrario que la carne.

Ingredientes (para 4 personas):

– 2 Yogures naturales

– Zumo de medio limón (OJO ¡colad el zumo!)

– Zumo de una lima (OJO ¡colad el zumo!)

– 2 chalotas

– 600 gr de bacalao fresco (sin piel, ponía supremas, pero en la pescadería sólo había filetes…)

– 2 cucharadas soperas de Eneldo

– 1 cucharada de aceite de oliva

– Sal y Pimienta a gusto

Pasos:

1. Lavar el bacalao con agua fría y secar con papel abosrvente. Mirar si queda alguna espina pasando el dedo con suavidad por la carne, en los dos sentidos, si hay, quitarlas con pinzas.

2. Meter el bacalao en el congelador durante 10 minutos para que la carne se endurezca.

3. Pelar las chalotas y picarlas finas.

4. Meter un cuenco y los platos que vayamos a usar para servir en la nevera para que se enfríen (sí, sé que suena surreal así tal cual, pero eso pone).

5. En un bol, mezclar el aceite de oliva, las chalotas, la mitad del eneldo y el zumo de limón y batir para que se emulsione.

6. Colocar el bacalao enfriado en una tabla y cortarlo en daditos, trasladar al cuenco frío, verter la mezcla de aceite-limón-chalotas y mezclar bien.

7. Poner cada ración de pescado en los platos fríos, con un molde (o lo que se tenga a mano, que pueda hacer las veces de molde), en mi caso usé un tupper pequeñito, apreté bien la mezcla y lo volqué en el plato y quedó bien a mi gusto :)

8. Volver a meter los platos en la nevera.

9. Para la crema de yogur: Se mezclan muy bien el zumo de lima y los dos yogures y se salpimenta.

10. Se sacan los platos de la nevera, y se pone un poco de salsa de yogur (en libro pone a un lado del pescado, pero yo lo he puesto por encima…) y se esparce eneldo por encima (yo preferí poner un poco de eneldo fresco a modo decorativo, como se ve en las fotos).

11. Servir el resto de la salsa en salsera.

Opinión sobre el resultado:

Me gustó, pero la cantidad no era mucha y mi pareja me miró como diciendo: ¿sólo este poco? ya que los platos eran pequeños, el bacalao tiene demasiado sabor para mí, y el último tenedor se me hizo un poco un esfuerzo, ya estaba saturada de sabor. La salsa de yogur ayuda mucho para el sabor. Me he dado cuenta de que me gusta mucho el sabor del pescado en general, creía que era condicionamiento con el sushi japonés, pero no.

Repetiré este plato seguro, y tal vez pruebe con otros pescados blancos más suaves. Me gusta mucho el saborcillo de las chalotas, limón y el aceite con el pescado.

* En cuanto a la advertencia que pongo al enumerar los zumos (lima y limón), hago hincapié en colarlos bien, porque se quedó algo de pulpa suelta por el pescado y la salsa y a veces, se notaba una pequeña sensación extraña al paladear la comida.

* En cuanto al eneldo: tenía fresco y también seco. Para la mezcla del pescado usé un poco de los dos, pero no creo que llegase a la cucharada de la receta.

¡Espero que os guste a todos!

Qué hacer con unas pocas claras de huevo: Bizcocho de Limón y frambuesa INTEGRAL

No paro, no paro… No puedo creer que el tiempo pase tan tan rápido. Tengo post y más post acumulados (más bien fotos y fotos), y no me da tiempo a publicar todo…

Resulta que estoy a dieta desde hace un mes. La dieta va bastante bien, lo que pasa es (1) una de mis manías es no desayunar durante mucho tiempo lo mismo -algo muy típico de las dietas- y (2) que la vida social hace que me la salte (¡¡bieeeen!! y además la dieta permite ese tipo de excepciones ;))

Volviendo a mi manía de los desayunos: Me aburro mucho si tomo siempre lo mismo, además me encanta desayunar. Por lo tanto, tras un par de semanas a dieta, me aburrí de tomar los mismos cereales integrales y decidí hacer yo mis propios desayunos integrales, y estos, no saben a cartón :P

La semana pasada fue el cumpleaños de mi hermana (otro post que acumulado), e hicimos muchas cosas, entre ellas, tiramisú, y sobraron claras de huevo. ¿Qué hago yo ahora con tantas claras de huevo?

Yo decidí preguntárselo al libro maravilloso de Wholegrain Baking (¡¡¡¡nek0 gracias!!!! ¡¡me enamoré del libro en cuanto lei de él en tu blog!!) y me respondió: Bizcocho de Limón y Frambuesa.

A primera vista no parece algo demasiado vistoso, pero estaba muuy bueno, jugosillo, y junto con la mermelada y un té calentito con leche… humm…

Ingredientes:

2 tazas y 1/4 de harina integral

1 taza de harina normal

1 cucharadita y media de levadura

1/4 de cucharadita de bicarbonato

1 taza de mantequilla sin sal

1 taza y 3/4 de azúcar glas o granulado (yo puse glas)

3/4 de cucharadita de sal

5 claras de huevos grandes (equivale a entre 6 onzas y media y 7 onzas y media)

1 cucharadita de extracto de vainilla (yo siempre lo suplo con azucar vainillado)

2 cucharadas de raspadura de limón o 1 cucharadita de extracto de limón

1/4 de taza de zumon de limón

3/4 de taza de leche (yo la puse entera)

1/4 de taza de mermelada de frambuesas sin pepitas (yo con pepitas, me encantan!)

Frambuesas frescas para adornar

—————————————————–

Nota: En principio esta receta está pensada para hacer una tarta, de hecho, hasta dan receta de coberturas, pero las coberturas sobrepasan los límites de lo aceptable en la dieta…

—————————————————–

Pasos:

1. Mezclar bien las harinas, levadura, bicarbonato en un bol mediano.

2. Hacer una crema con la mantequilla, sal y azúcar (incluido el vainillado) en un bol grande hasta que quede una mezcla suave. El color de la mezcla tiene que pasar de amarillo a blanco.

3. Añadir las claras de huevo una a una, batiendo mucho tras cada adición.

4. Añadir la esencia de limon/raspadura y la vainilla (yo ya lo habia añadido con el azúcar).

5. Añadir la mitad de la mezcla de harina y mezclar.

6. Añadir la leche y el zumo de limón y mezclar bien.

7. Echar la otra mitad de la mezcla de harina y batir (con barillas) bien hasta que todo quede completamente mezclado.

8. Preparar un molde de horno (a gusto, si se va a hacer una tarta o un bizchoco… etc) con mantequilla o forrar con papel vegetal.

9. Echar la masa al molde y distribuir la superficie con una espátula.

10. Meter al horno precalentado a 180ºC durante unos 30 minutos. El bizcocho estará hecho cuando sus bordes se empiecen a separar del molde y su superficie esté dorada.

Por último, para tomarlo, el bizcocho lo abrí por la mitad y le puse la mermelada…

El resultado, ha sido muy positivo. Además, la harina es integral, tiene poco azúcar, poca -relativamente- mantequilla y las claras de huevo ¡¡engordan menos!!

* En cuanto a los restaurantes con los que me salto la dieta, estoy pensando en hacer un apartado (como el de los libros) de los que conozco/estoy conociendo últimamente, con valoraciones y demás. Os avisaré cuando esté listo.

* Por si alguien tiene el libro, página 375 (y foto de la portada, a ver si me acuerdo y pongo la foto aquí)

* nek0 me ha nominado para el Thinking Blogging Award!

HEMC Parte 2 [Chocolat… slurp!]

¡Hola otra vez!

hemc10Finalmente voy a presentar dos aportaciones al HEMC de este mes :) Lo he decidido porque aunque me gustaba la idea de cambiar con el chocolate blanco, me gusta taaaanto el chocolate negro…

El caso es que había visto una receta en mi libro Les Classiques de Camille que me gustaba, me llamaba la atención. Y por esto del HEMC decidí probarlo también ;) Y lo hice hará unos 3 días, y hasta ayer no me decidí a probarlo, porque de veras me asustaba todo lo dulce que era… ¿y si me daba un coma diabético?

Pues ayer dije: manzana, no vas a tener un pastel en la nevera sin empezar hasta que se estropee, aunque sea, se rebaja con algo, se recicla en algo menos dulce… Y me lancé a probarlo…

¡Ay! ¡Tonta de mí! No era tanto chocolate… :D No era tan “comadiabético” como imaginaba… :) Sabe como si fuera una galleta de chocolate, tiene que estar bueno con un té o un café, algo amargo o menos dulce para contrastar el sabor.

Aquí os lo presento:

Crispy Cake*

corte

* O Pastel crujiente :P

Ingredientes:

– 300 g de chocolate (en mi caso, negro de cobertura)
– 5 cucharadas de leche
– 1 paquete de galletas tostadas (en francés, petit beurre o sablés; que son las rectagulares, parecidas a las maría. Un paquete=1 bloque del paquete, eso si, os aviso que son demasiadas, a mí no me cabían bien en el molde, aunque mejor, porque así no queda mucho mazacote de chocolate)
– 120 g de mantequilla
– 100 g de azúcar glas (¡¡¡¡¡IMPRESCINDIBLE que sea glas!!!!!! Si no, mejor esperad para hacerlo, porque yo para mi sorpresa sólo tenía 75 g y los otros 25 los pusé de granulado y se nota el granulado y no queda tan fino, estoy segura de queda mucho mejor todo glas)
– 1 cucharada de extracto de vainilla (yo esto siempre lo soluciono con un sobrecito de azúcar avainillado y restándole el azúcar correspondiente ;))

libr

Pasos:

1. Fundir la leche y el chocolate -hecho trocitos- al baño maría
2. Cuando esté bien fundida la mezcla, remover bien hasta que queda una crema lisa.
3. Retirar del fuego e incorporar la mantequilla y el azúcar -y el extracto de vainilla-
4. Mezclar bien y añadir las galletas, hechas trozos -en cuartos, mitades… sin que sea picarlas pero tampoco enteras, algo así como romperlas-
5. Cuando ya sea una mezcla homogénea, y todas las galletas estén cubiertas por chocolate, se echa en un molde -de silicona mejor que mejor para desmoldar, sino albal está bien ;)- rectangular.
6. Se alisa bien la mezcla por arriba -como podéis comparar con la foto del libro, no es lo que mejor me ha quedado :P- y se mete a la nevera hasta el día siguiente y se desmolda con cuidado

corte2

** En el libro dicen que se pueden sustituir las galletas por cereales, lo cual me parece muy buena idea :D
*** También sugieren que se sirva con una salsa a base de café o de vainilla…Tengo que decir que está muy bueno, aunque sí que habría que rebajarlo con un café o algo así, al igual que creo que la cantidad es mucha para mí, básicamente. Menos mal que este fin de semana tendré invitados…

Espero que os guste esta receta también :D

¡¡¡Hasta pronto!!!!

fin