Resumen de las mesas festivas

¡Hola! ¿Cómo habéis pasado la Nochevieja? ¿Ya está levantado todo el mundo? Así lo espero. Desafortunadamente este año no tengo fotos del sushi nocheviejero. Por suerte, sí que las tengo de la Nochebuena, la 3ª que pasamos en Holanda acompañados (una vez más, con una maravillosa compañía).

Antes de describir la mesa, quiero decir que espero que este año sea memorablemente positivo para todos. Desde luego el mío promete por una serie de acontecimientos habidos y por haber que me hacen otear estos siguientes 365 días con mucha ilusión.

Desde que tengo blog, me encanta enseñar la mesa de Nochebuena. Este año después de los ensayos previos, el plato principal salió sorprendentemente bien. Sin embargo, hubo tanta comida que no llegamos ni al postre… Al año que viene hay que ajustar (seriamenete y mucho) las cantidades. Lo bueno del excendente es que te pasas una semana sin cocinar ;-D Y lo que me queda de pavo congelado para unos 3 domingos…

Otro año más, brindamos al comienzo de la cena con un cóctel. Mi hermana pequeña ya es oficialmente la encargada de este brebaje quita vergüenzas. Los años anteriores fue algo parecido a un cosmopolitan, pero este año mi hermana se lanzó con una versión del famoso “sex on the beach”, que pasó a tener nombre local: “sex on Scheveningen” (repetid conmigo: “esjei-veninguen”. Hastaluego). Muy bueno, por cierto. Fue diverido verla catando las distintas versiones durante la tarde (todas con un buen chorro de vodka).

Después del cóctel bebido, no podía faltar ese cóctel de langostinos que nos encanta: lechuga, langostinos pelados y pegotazo de salsa rosa casera. ¡Viva!

Tampoco el salpicón lengendario de mi madre. Comido en los días posteriores, por cierto ;-)

A mi madre le divirtió mucho el año anterior el hecho de ser mencionada con cierta sorna por su obsesión con las tartaletas en los aperitivos. Tanta gracia le hizo que este año vino tartaletas de España en la maleta solo por repetir esta alusión. Las rellenó de salmón ahumado en plan tartar con un poco de mostaza con eneldo en la base. Muy ricas. A ver qué nos traes al año que viene, mamá :-P

Mi madre improvisó dos cosas más: unos mejillones creo que en la salsa del salpicón metidos de muevo en la concha y taquitos de salmón ahumado.

Mi hermana mediana fue una magnífica ayuda en la cocina: Iba recogiendo todo lo que manchaba sistemáticamente y además iba preparando cosas a la vez que yo cocinaba y además fue capaz de desparecer durante 90 minutos en el supermercado para encontrar 5 cosas básicas (huevos, azúcar, harina, pan y no sé qué más).

Además de todo lo anterior, hizo hojaldres rellenos de brie (con cebolla caramelizada o con frambuesas y arándanos). Ricos, una lástima que llenaran tanto, quizás otro año hay que cambiar el tamaño y que sean más pequeñitos.

La fuente de tres pisos de la primera foto siempre tiene los mismo pinchos de tomates cherries (con mozzarella o con jamón serrano), el jamón con huevo hilado (¡algunos solicitan su desparición! dicen que solo me gusta a mí… jo) y este año en el piso de en medio, innovamos con una mousse de pato y manzana (un poco, no mucho) caramelizada en la sartén con un poco de mantequilla. Por cierto, esta muy bueno.

Y el plato principal… El pavo que ya conoceréis por los ensayos previos.

Y de acompañamientos: Patatas duquesa (qué ricas, qué vicio de hacer e ir probándolas…), zahanorias y judías verdes con una salsa de mantequilla y vinagre.

Y el postre. Accidentado un año más. Iba a hacer choux. Pero no pudo ser. Hice la crema pastelera (de vainilla y chocolate) y cogí una plancha de hojaldre con caramelo, la rompí un poco y mezclé con la crema (en la versión de vainilla eché azúcar y lo quemé con el soplete y en la de chocolate, eché un poco de ganache de chocolate…). Lo tomamos al día siguiente. No hay pruebas visuales :-P

Y así han transcurrido otras navidades: Muy divertidas, viajeras y dignas de guardar en la memoria. Vimos “Love Actually” por “n” año consecutivo, este año mi padre y Alguien se unieron (mi madre no, porque decía que ya la había visto). Nos fuimos de excusión a Maastricht. Fuimos a mercadillos de Navidad (muy cutres para mi gusto). No hemos pasado mucho frío. Hemos comido más turrón que otros años (de hecho, no sé qué me ha dado, pero el año pasado echaba de menos los mantecados y polvorones, así es que, este año tampoco han faltado :-D

Y poco más que añadir. ¡Hasta dentro de unos días!

¡Felices Fiestas!

Como siempre, la foto de la mesa :-D Ya la explicaré en más detalle en los próximos días… que no paro. Mañana nos vamos de excursión a Maastricht.

Siento no haber contestado los comentarios anteriores.

Volveré.

Ensayando la Navidad 3/3

Siento la tardanza del desenlace, pero estas últimas semanas han sido un poco atropelladas por razones algo azarosas. En menos de una semana, mi casa se llena de visitas (los padres de Alguien pasaron el fin de semana con nosotros), a la vez vino nuestra amiguisíma Montse de visita, y el sábado que viene, mi madre y una de mis dos hermanas llegarán y ¡se quedarán 2 semanas! Luego mi padre y mi otra hermana se unirán a la semana siguiente. Me muero de ganas de estas Navidades. Pero pasemos al asunto relevante de verdad de esta entrada:

El ganador es…

Pechugas de pavo rellenas de maple, naranja y bacon.

Esta receta la he hecho 3 veces (2 con pavo y otra con lomo de cerdo).

Huele que alimenta y parece imposible dejar de comerlo de lo rico que está.

El relleno es suave y agradable, el bacon, el maple, la naranja y el tomillo lo hacen delicioso. Y no llena en exceso.

La salsa con la que se acompaña es de maple, canela y zumo de naranja. Solo mejora más el plato.

Así que, familia, aquí tenéis vuestro plato principal de esta Nochebuena. No solo Alguien y yo lo hemos probado, hemos tenido otro catador y quedó muy contento.

Nos queda por decidir el acompañamiento, pero claramente habrá patatas (¿quizás en plan duquesa con queso?) y quién sabe si unas poquiiitas coles de Bruselas y judías verdes (para quienes no las vetamos, ya que la verdura queda muy bien en este plato). El postre creo que también lo sé, y los aperitivos, de momento, están surgiendo de forma más o menos espontánea, que si unas vieiras, que si una tempura, que si un brie al horno… a parte del clásico cóctel de langostinos, los rollitos de jamón con huevo hilado y los pinchos de cherries.

Mientras estaba escribiendo la frase anterior me estaba preguntando si no íbamos a morir de empacho.

Receta ganadora de Nochebuena

Para el relleno (hasta ahora, he probado siempre a hacer la mitad solo y sobraba un poco)

50 gr de mantequilla sin sal

100 gr de bacon picado muuuuy fino

1 cebolla picada muuuy fina

2 dientes de ajo también picados muuuy finos

500 gr de manzanas granny smith, peladas, sin huesos y después ralladas

1 cucharada de tomillo bien picado también, si es fresco mejor (se nota)

210 gr de pan rallado

1 cucharada de ralladura fina de naranja

60 ml de sirope de maple (arce)

sal y pimienta

2 pechugas de pavo de 1,8 kg, vamos, 3,6 kg de pechugas de pavo

Para la salsa

100 gr de mantequilla sin sal

125 ml de sirope de maple (arce)

125 ml de zumo de naranja

1 rama de canela

Pasos

Relleno

0. Poner el pan rallado, la ralladura de naranja y el maple (sin mezclar) en una fuente / bol de ensalada y reservar para más tarde.

1. Calentar una sartén antiadherente y cuando haya cogido temperatura, echar la mantequilla, bacon, cebolla, ajo y cocinar alrededor de 5 minutos, o cuando todo empiece a dorarse.

2. Añadir la manzana y el tomillo y repetir proceso del paso anterior.

3. Mezclar lo cocinado en la sartén con el pan rallado y demás ingredientes de la fuente del paso 0.

4. Rectificar de sal y pimienta y dejar enfriar completamente. Luego se puede manejar cual plastilina.

Glaseado

1. Poner todos los ingredientes juntos en un cazo y dejar hervir una vez la mantequilla se haya derretido.

2. Reducir durante 8 – 10 minutos.

Montaje

1. Seguir este video. No es necesario saber mucho inglés, pero es fácil entender la técnica. Así se rellenan las pechugas de pavo. No olvidéis echar sal y pimienta al interior de la pechuga antes de poner el relleno.

2. Una vez cerrado, bridar el pavo, yo lo hago a lo cutre, 4 nuditos y a correr.

debo de decir que desconozco qué pavo es este. Tuve que pedirlo al carnicero y me aseguró que era pavo. Yo esperaba una carne más rosa claro… Encima me descuartizaron las pechugas… Así que estos churros salieron.
El siguiente pavo que compré ya estaba más próximo a mis expectativas en color y sin descuartizar.

3. Poner un plato de horno cubierto de aluminio, mejor aún si tenéis rejilla para rustir. Si no, sobreviviremos igual.

4. Se pinta el pavo (la parte donde tiene la piel) con la salsa y se cocina en el horno durante 20 minutos.

5. Repetir operación: pintar de nuevo con el glaseado y otra vez de 10 a 20 minutos. (el primer pavo lo tuve que tener casi 2 horas, el segundo lo dejaría 10 minutos más de lo indicado y se me quedó seco… como siempre, depende de vuestro horno y del bicho en cuestión…)

6. Dejar el resto de glaseado en una salsera para echarse en la mesa.

7. Sacar del horno, cubrir con aluminio y dejar reposar 10 minutos.

8. Servir el pavo con el resto de glaseado.

Espero que os guste la receta tanto como a mí.

¡¡Que sea leve la semana!!

Ensayando la Navidad 2/3

La primera entrada de la serie de la cena de Navidad ha creado una gran tensión narrativa en mi familia. Llevan desde entonces preguntando qué cuál es la receta ganadora. Me alegro de haberle dado un poco de intriga al asunto :-) Así que, vamos al siguiente candidato, el segundo finalista.

Por si no lo veis lo suficientemente claro es PANCETA. Sí señor, estos australianos toman panceta asada. No sólo es que sea panceta, sino que también que va cocinada con una salsa a base de Bourbon y vinagre de Malta. Sonaba demasiado bien para no probarla.

La verdad es que sonará fatal, pero jamás me habría enfrentado a una panceta sin cortar en lonchas en el carnicero. Impresiona un poco ver algunas partes de la panza… como los pezoncillos del cerdito. Espero no haber causado demasiados escalofríos, pero si no lo cuento, reviento.

Pero vamos, que sí, que para mí ha sido toda una hazaña comprar un kilaco de pancetaca.

Pero de sabor se quedó bueno, la salsa iba bastante bien, pero tuve fallos, la corteza tenía que estar crujiente, así que le faltó cocer más, además la salsa me da miedo espesarla de más y me quedé un poco corta, así que tuve que volverla a reducir al final.

Este plato tiene el segundo puesto porque me parece excesivamente contundente para una Nochebuena… pero bueno estaba.

Receta de panceta al Bourbon y vinagre de Malta

Ingredientes (para 1 kg de panceta)

125 ml de Whisky Bourbon

190 ml de vinagre de malta

250 ml de agua

275 gr de azúcar moreno

5 dientes de ajo, pelados

175 gr de sirope dorado (golden syrup), imagino que con miel podría funcionar también, pero es que soy una aventurada.

1 rama de canela

2 hojas de laurel

1 kg de panceta cruda, sin ahumar

Pasos

0. Precalentar el horno a 180ºC.

1. Poner whisky, vinagre, agua, azúcarajos, sirope, canela y laurel. Llevar a ebullición e ir removiendo hasta que haya adquirido consistencia.

2. Poner la panceta con la corteza hacia abajo y echar la salsa encima.

3. La carne y la salsa se echan en una fuente de horno y se tapa con albal.

4. Hornear 1 hora y media. Después se saca, se gira en el horno y está listo para servir.

¡Espero que os guste! El siguiente… mi más favorito :-D

Ensayando la Navidad 1/3

¿Ya? ¿Navidad? Ana, estás fatal. Pues quien piense así, quizá tenga razón. Pero si esto os parece adelantado, cuando os diga desde cuándo llevo probando, quizás llamáis directamente al centro psiquiátrico. Voy a intentar justificarme. Llevamos 2 Navidades en Holanda. 2 Navidades que hemos cenado en Nochebuena en casa.

Hasta entonces, siempre me había encargado de dos cosas: aperitivos y postre. Los platos principales los tenía un poco descontrolados. Además son la parte más complicada de la cena ya que cuento con una familia con gustos refinados en los que:

– Mi padre y una de mis hermanas no aceptan apenas cosas verdes, más aún en eventos especiales,

– Mi otra hermana veta ingredientes que no conoce (la otra menos, pero también un poco) y algunas verduras también,

– Mis dos hermanas vetan el pescado,

– Mi madre veta el salmón y le encantan las cosas con el triple de sal,

– Alguien comería la comida sosa y le encanta el salmón

– Y yo, que me gusta todo. Aunque bueno, me dan un disgusto si me ponen sopa de pescado para cenar… otro día no me importa, pero la Nochebuena, no…jo.

* Por suerte, los 3 últimos comemos casi de todo, lo que hace que podamos ser flexibles con las exigencias del resto.

– Por otro lado, solo Alguien y yo toleramos picante. Una de mis hermanas y mi madre dicen que les gusta, pero cuando Alguien y yo decimos “pica un poco”, ellas están resoplando y bebiendo agua como locas de lo que les pica. A mi padre no le pronuncies la palabra picante, y a mi otra hermana casi tampoco.

Con estas pocas restricciones está claro que el plato principal de Nochebuena tiene que ser carne por obligación.

Así es que, el primer año mi madre y yo improvisamos un lomo de carne relleno. Estuvo bastante bueno, jugoso, aunque tampoco memorable.

El año pasado ya improvisamos un poco menos e hicimos un jamón asado. Gustó moderadamente. Alguien dice que encantado de repetir.

Así que este año me lo he tomado un poco más en serio. Justo de después de las Navidades pasadas, la revista de recetas de Navidad de Donna Hay cayó en mis manos. Y había 3 recetas que me gustaron. Esto fue en febrero, y pensé: ¿por qué no irlas probando antes de Navidad? A ver cómo salen, aprendiendo las cocciones de las carnes… Empecé, si no recuerdo mal, a mediados / finales de octubre. Mucho margen, pero es que si no… me conozco. Lo mejor de estas pruebas: el festín que hemos tenido los domingos de pruebas. Quizás lo sigo haciendo en años venideros, comidas de domingos de otoño, ensayos de cenas de Nochebuena. No es maña idea, ¿no?

Ya hemos probado las 3 recetas, con un mes de margen e incluso con un catador extra. Hay un claro ganador. Pero hoy vamos con el tercer finalista:

Lomo de cerdo con salsa 5 especias

1 kg de lomo de cerdo

Sal en escamas / sal gorda para  hacer corteza del cerdo

Aceite de oliva para

2 anises estrellados

1 rama de canela

1 cucharada de polvo de 5 especias chino

2cm de jengibre, pelado y picado muy fino

2 dientes de ajo

90 ml de salsa de ostras china

90 ml de vinagre oscuro chino (chinkiang, es el que se sirve para mojar las empanadillas en los restaurantes)

185 ml de agua

90 ml de salsa de cranberry (arándano agrio, rosa, esta salsa es muy típica para el pavo de Navidad en los países anglosajones)

Pasos

0. Con una noche de antelación: Se hacen cortes de 1 cm de grosor al cerdo. Se frota sal en la superfície donde está la grasa y los cortes y se deja en la nevera una noche, sin tapar. Suelta mucho líquido.

0. A la mañana siguiente. Se precalienta el horno a 220ºC.

1. Se quita la sal que pusimos por la noche, se seca bien la carne. Pintamos con aceite de oliva y repetimos el proceso de la sal, asegurándonos de que se mete bien la sal en los cortes que hicimos.

2. Se mezclan bien el resto de ingredientes en la fuente del horno donde se vaya a poner el lomo.

3. Ponemos el cerdo encima y horneamos durante 45 minutos (como siempre, esto depende del horno), cuando la sal empiece a tostarse y a formar costra.

4. Una vez sacado del horno, dejar reposar durante 30 minutos antes de sevir.

5. Mientras reposa la carne, se prepara la salsa: primero se quita la grasa que haya quedado en la superfície de la salsa. Después, colar la salsa que queda y poner a calentar en un cazo.

6. Dejar hervir la salsa durante unos 6 – 8 minutos, hasta que reduzca.

Pongo la receta, por si pudiese ser útil para inspirar otra. Sinceramente creo que el sabor del vinagre es demasiado fuerte y la salsa de ostras lo hace demasiado salado. Cuando me di cuenta, lo intenté corregir con miel, pero tuve que haber puesto mucha más miel para que estuviese a mi gusto.

Las manzanas (compota, simplemente metidas 5 minutos peladas y cortadas en el microondas) quedaban estupendas con la carne y la salsa. Quizás más manzanas en vez de miel. No sé. Eso sí, estaba muy contenta con el punto de la carne, quedó muy jugosa.

Receta descartada.

Próximamente: La segunda finalista.

P.S.: Nota para la familia: Ya, ya sé que las especias de esta receta eran un riesgo, pero podían haber funcionado. El jengibre no se nota. Las siguientes no tienen “especias raras”.

¡Feliz año! Y mis menús de Navidad y Nochevieja

Lo primero de todo: ¡Feliz 2013 a todas y todos! Os deseo lo mejor para este año que acabamos de comenzar.

Desde que vino mi familia de visita, no he parado ni de hacer cosas ni de pensar en este blog (y en este otro) y todo lo que querría haber publicado… Pero bueno, aquí estoy, con muchas ganas de continuar otro año por aquí :-)

Me gusta mucho contar lo que cenamos en estas fiestas, y este año no iba a ser distinto, así que, aquí os enseño lo que nos hemos metido entre pecho y espalda ;-)

El año pasado inauguramos el coctel de bienvenida en la Nochebuena. No es que sea una mezcla muy complicada ni que importe demasiado que sea un cóctel poco profesional, lo importante es disponer de un traguito alcohólico dulce que nos haga empezar la cena más sueltecitos :-P La combinación de este año es muy similar al año pasado: mucho zumo de lima recién exprimido, granadina (el año pasado fue sirope de cranberries), martini y algo de azúcar. Muy rico, se mezcla (en la coctelera y si no, a lo cutre en un bote de cristal quediosmeperdone) con unos cubitos de hielo y a la copa.

Entrantes: Este año la falta de tiempo se ha notado. Mi madre se vino antes para ayudar, y me ayudó mucho, pero en uno de los proyectos de la escuela jajaja. Es decir, que ambas a día 24 íbamos un poco agobiadas.

La primera foto son unas patas de cangrejo en salmuera que ví y me llamaron la atención. La verdad es que estaban muy resultonas.

A mi madre le dió una fiebre setentera y nos hizo unas tostadas con huevas y claras de huevo cocido muy picado. La verdad es que sólo faltaban las rodajitas de limón ;-) Eso sí, ¡muy buenas!

Tartaletas, también marca de mi madre. En cuanto se escapa sola al supermercado acaba trayendo unas tartaletas en las manos. No tiene remedio. Todos los años hay tartaletas. No es que me disgusten, simplemente me cuesta entender la emoción. El relleno era bonito a la riojana (siempre me pregunto si de verdad lo harán así en La Rioja, es bonito en escabeche con salsa rosa, ¡buenísimo!).

No he hecho fotos a todos los entrantes, pero el cóctel de langostinos es un clásico en mi familia. También hice queso Camembert recubierto de hojaldre acordándome de Paula. Creo que fue el apetitivo que menos duró en la mesa ;-)

De plato principal asamos un jamón york glaseado con miel, sirope de arce y azúcar moreno. También le pinchamos clavos, pero he de reconocer que aunque queda muy bonito no merecen tanto la pena y además se quedan en el horno al cabo de un tiempo, así que hay que tener cuidado. Pero asamos 3 kg de jamón que duraron una semana entera, Alguien se lo tomaba para comer y cenar, ciertamente frío estaba buenísimo también.

De acompañamiento hice pastel de patatas y bacon, una receta de Robin Food que sabía que iba a encantarnos a todos. No es nada más que una “lasaña” de bacon y patatas en lonchas muy finas. Tuve algún que otro percance porque mi bacon (o tocineta, que casi me gusta más como lo llaman en el norte) no era ahumado. Además, un consejo si seguís esta receta: si no sois muy “de sal” creo que no os hace falta salar ni pimentar las capas, el bacon ya tiene un sabor bastante intenso ya.

Y nos vamos al menú de Nochevieja. También el año pasado instauramos otra tradición: mientras Alguien y yo pasemos los finales de año sin más compañía que nosotros y nuestro dulce chucho, tomaremos sushi de cenar.

Los makis hay que decir que no son los que mejor me han salido en mi vida, pero bueno, ricos estaban :-D

Los nigiris son obra de Alguien, así que estaban estupendos ;-D La bola blanca de abajo a la izquierda es un onigiri, una bola de arroz de sushi rellena en este caso de salmón. Los onigiris son un icono de los frikis del anime. Así que, sí, nos habéis pillado jajaja.

También había sushi de carne, es decir, embutido, pero no fuimos capaces de probarlo. De hecho, de las bandejas de sushi no nos comimos ni la mitad tampoco (¡con lo que hemos sido!). Eso sí, luego las sobras de sushi fueron un fantástico brunch de año nuevo :-)

Por último, los postres. No comento nada del de Nochebuena porque quise hacer coulant de chocolate, y lo hice, pero cometí 3 errores: 1) No probar la receta antes, 2) No dejarlo más tiempo en reposo por las prisas… y 3) Por culpa del error 1, no tuve del todo controlado el tiempo del horno. Eso sí, las natillas de chocolate pasadas por el horno gustaron (menos mal que me quieren mucho…).

En Nochevieja nos ahorramos el postre y nos tomamos un sorbete de cava. Me volví loca buscando helado de limón en mi pueblo. Mi último recurso, la tienda hippie, ¡tampoco tenía! pero tenían una muy buena alternativa: helado de limón, lima y naranja con albahaca que mezclado con cava estaba delicioso.

Bueno, ya es viernes… No es justo, ¡necesito más días! :-P

Recetas de Navidad y nuevos banners

Este año tengo el firme propósito de ayudar al diseño de los menús de Navidad de quienes pasáis por aquí. Por ello, he pasado un rato con mi programa favorito (y sí, lo digo con cierta ironía. Ojalá pase a ser amor verdadero algún día…) para crear dos pequeños banners* navideños en el margen derecho de este blog. Es decir, que ahora tenéis a vuestra disposición un par de imagénes con las que podréis acceder a:

1) mis recetas de Navidad o entradas relacionadas con Navidad de los últimos años y

2) el roscón de reyes, uno de mis bollos favoritos :-) que estoy muy contenta con cómo quedó la última vez que lo hice.

Tengo pensado en unos días publicar lo que tengo pensado hacer yo en Nochebuena, ya que suele ser cuando hacemos más despliegue culinario en casa. La fuente que veis arriba, probablemente sea la misma (con los mismos pinchos) este año también, siempre viene bien incluir bocados frescos y ligeros.

Los cócteles de la foto de abajo, también. No sé si el mismo sabor, pero sí la idea de empezar con un toque alcohólico a cenar ;-)

Para hacer más completa vuestra búsqueda, me gustaría hacer una pequeña lista de recomendaciones de otros blogs:

Paula de Mi enredadera hizo un índice muy completo de sus recetas de Navidad.

Akane, la amante de la Navidad, tiene taaantas entradas dedicadas a esta época, no perdáis de vista todas sus galletas suizas especiadas ;-D

Marhya de “En Mil Batallas” también tiene un buen archivo ¡con mucha inspiración y platos sencillos!

Mis amigas Laura y Paloma de “El disfrutar del paladar” también le dedican tiempo a enseñarnos lo que cocinan por Navidad.

Y cómo no, por si alguien no conoce Webos Fritos, es un blog de gran referencia, para menús de Navidad.

¡Ya es jueves! Antepenúltimo jueves de 2012. Increíble.

¡Felices Reyes 2012!

Lo bueno de cocinar, es que te puedes llevar tus comidas favoritas a donde tú quieras. Así que, aún estando a más de 1.400 km de distancia de Madrid, he podido cenar y desayunar roscón de reyes como manda la tradición de las fechas en las que estamos.

He usado, como siempre, la receta de 2007 de Akane. Soy fiel desde entonces. Me gusta mucho cómo queda, he cambiado 3 detalles en el proceso y no creo que use otra nunca, esta demasiado rico como para arriesgar ;) ¡¡Gracias guapa, es una receta 100% fiable!!

Otra de las cosas que me encanta cuando hago roscón es montar la nata y la trufa. No hay nada más rico que tomar las natas frescas recién montadas. La Kitchen Aid lo hace en un momentito además. Este año he conseguido que me salga bien la trufa, ya que siempre he ido con demasiadas prisas de más y me confundía en algo y no salía todo lo que rica que podía estar. Pero ahora tengo un problema, ¡¡no puedo parar de comer trufa!!

Y este año he querido innovar con la fruta confitada y le he hecho formas. Me gusta mucho cómo ha quedado, y no es mucho trabajo. Se hace usando cortapastas, sólo hay que tener cuidado al cortar la piel de naranja porque es un poco dura, para no dejaros las manos en el intento con cubráis el molde con un trapo, el apretar ya no es la muerte. Y como no hago miles de roscones, tampoco me supone mucho trabajo (ahora que por una vez en mi vida tengo tiempo).

Hay otra novedad más, y es que este es el primer año que invito a roscón a gente distinta a mi familia. Siempre nos hemos reunido en la mesa mis padres, hermanas, tíos, abuela y Alguien. Este año, como no están, hemos invitado a unos amigos españoles mañana, para que también celebren los reyes ¡con roscón y chocolate caliente!

Espero que os hayan traído muchas cosas los Reyes. Hoy haré dos roscones más, como he hecho otras formas, quizás a lo largo del día publico más fotos ;)

¡Pasadlo muy bien!

Resumen Fiestas 2011 #1 Menú de Navidad y Nochevieja

Mesa de Nochebuena montada

A excepción de este sábado que tenemos pensado celebrar los reyes con unos roscones, las fiestas terminaron ayer para mí. Han sido unos días muy intensos y bonitos, con la casa llena de gente y muchas cosas que hacer y momentos que compartir. No sabía por dónde empezar esta entrada, suelo hacerme una pequeña lista de propósitos de año nuevo, pero esta vez no tengo ganas, he pensado que es mejor que los tenga bien presentes durante el año. Bueno, quizá me acabe haciendo una lista en el móvil :P

Lo que no quiero postponer más son las fotos de los menús de Nochebuena y Nochevieja. Me encanta decorar mesas, y este año lo he disfrutado muchísimo, era mi responsabilidad ambos menús, pero más incluso el de Nochebuena. Allá van las fotos con notas:

Cóctel de bienvenida. Modelos de manos: de mis hermanas y yo, cada una con su estilo ;)

Hice caso a los consejos de Mikel Iturriaga para la cena de Navidad (no entiendo cómo o por qué, pero no soy capaz de encontrar el enlace…) y comenzamos con unos cócteles con una cantidad razonable de alcohol y sabor suave a frutas como para que todos empezásemos contentos la cena :) No recuerdo bien las cantidades, y no tengo coctelera (lo hicimos en el vaso de batidora con hielos a lo cutre), tuve a mi hermana pequeña (la de las uñas pintadas) exprimiendo limas y haciendo tiras con la cáscaras de las limas un ratito esa tarde. Los componentes del cóctel que veis se asemejan a los de un cosmopolitan, pero cambiamos el cointreau por vodka y añadimos un poco de azúcar un endulzante para que se quitara el sabor fuerte a alcohol. Tuvo mucho éxito, quedaron muy bonitos, y efectivamente la cena fue muy distendida :D

Tomates cherry para resfrescar un poco y rollitos de jamón con huevo hilado viejunos ;)

Cada vez que voy a un catering siempre están los pinchitos de cherry, siempre tienen éxito y además refrescan un poco el estómago cuando hay mucha comida. Hay a quien le gusta más con jamón y hay a quien le gusta más con mozzarella y albahaca, puse ambas opciones y no sobró de ninguna :P El huevo hilado lo trajo mi madre de Madrid y me hizo una ilusión tremenda, soy una gran fan de mucha de la comida viejuna ;) Tenía muchas ganas de usar la fuente de 3 alturas, además de por lo bonito que queda, porque ahorra bastante espacio y es fácil de llevar también.

Seguimos:

No podía faltar el archiconocido salpicón de marisco de mi madre o su alternativa…

El cóctel de langostinos (aunque se pasó un pelín con la salsa rosa, jaja)

Tenía muchas ganas de hacer vasitos como entrantes, al final me decidí por estos dos:

Vasitos de yogur de foie de las Recetas de Mamá

Vasitos de arroz a la cubana de Mi Blog de Pintxos

Los dos vasitos gustaron mucho y son muy rápidos y sencillos de hacer. Hice algunos cambios: en el yogur de foie no puse manzana caramelizada si no compota por falta de tiempo y manzanas :o) y en los de arroz no puse plátano (creo que sólo me gusta así a mí…). Usé vasitos de café cortado para el arroz y de té moruno para el yogur. Para tomar: tenedores de té y cucharitas de moka normales y corrientes. Quedó una presentación bonita, ¿no?

Pulpo a la gallega emplatado

Rollito de salmón con filadelphia

Unas semanas antes de Nochebuena pensé que a mi madre le gustaría ver el recetario de Mi Blog de Pintxos para Navidad. Pues sí, le gustó mucho, y entre los que le gustaron me dijo que no podían faltar dos de los platos que vio: coulant de pulpo y butiffara y falso maki sushi de salmón. Peeero quería hacer el coulant sin huevo y sin butifarra y el falso maki sushi quitando otros ingredientes. Es decir, que al final fue pulpo a la gallega emplatado en cuadradados y rollitos de salmón ahumado con queso philadelfia xD

Clásicos bígaros y berberechos deliciosos

Nunca han fallado en mi casa en Navidades los bígaros, y vimos berberechos en el mercado, que nos encantan y cocimos unos pocos también. No se aprecia bien, pero eran bastante grandecitos y muy ricos :)

¡Mesa lista para comer! :D 

De postre, fueron helados un año más. La pena es que esta vez no estaban tan ricos como el año pasado U_U pero bueno.

Ahora pasamos a la Nochevieja. Finalmente estuvimos Alguien y yo, y decidimos celebrarla a nuestro gusto, es decir, con cosas que jamás nunca pondrían nuestras madres y abuelas en una cena como es la de Nochevieja. Nos apetecía muchísimo tomar sushi. Dicho y hecho. Qué rico y qué bien nos sentó. Eso sí, solo pudimos tomarnos los makis y los nigiris. Todo lo demás se quedó para el día siguiente y siguiente :P

Mesa de Nochevieja para dos

Ains, qué monos los makis sencillos, con un poquito de soja nada más…

Sushi y sashimi

Los quesos, embutidos y marisco nos sentaron estupendamente al día siguiente bien fresquitos ;)

Langostinos, patas de cangrejo, ibéricos y quesos stilton y holandés curado.

Y ya estamos de vuelta por aquí, año nuevo, vida nueva, eso dicen, ¿no? :)

¡Feliz año a todos!

P.S.: La próxima entrada será más ligerita, irá de viajes y chocolates.

¡Felices fiestas!

Mi árbol de Navidad favorito.

Espero que disfrutéis mucho de estos días. Espero que cocinéis y disfrutéis viendo comer a quienes más queréis.

Y, si os parece, me voy a tomar un descansito para hacer excursiones (incluida hoy al mercado a comprar con mi madre toda la comida de Nochebuena) con la familiy por aquí y disfrutar de ellos al máximo. Os veo en cualquier caso antes de 2012 por aquí, espero.

¡¡Feliz Navidad!!