Comiendo solita…

sola
Una buena ensalada.

Sigo estudiando… o al menos intentándolo. Por ello hoy quería hacer algo que no manchase ni se tardase mucho en preparar. ¿Qué mejor que una ensalada? (Acompañada de un capitulillo -o tal vez dos- de mujeres desesperadas ;) )

La ensalada ha sido rápida en parte porque la compré ya cortadita , lavada y envasada (pack ensalada “china”, “…’jate, ‘jate…“). Llevaba zanahoria, brotes de soja, lechuga y escarola. Tras echarlo en el bol, he hecho taquitos un “poco” de queso fresco, he puesto maíz, y finalmente he picado un poco de pechuga de pollo. Todo esto, aliñado con un chorro de salsa de soja, aceite de oliva y vinagre de manzana.

Un poquito de pan (todavía comprado… No puedo aprender mucho de Peter ahora) y agua para beber. Una combinación, para mí, estupenda :)

closer

Anuncios

Casualidades, descubrimientos y cosas ricas

bocata
¿Qué tiene de especial este bocata?
Pues que nos lo comimos en Londres, en concreto en Borough Market, sitio obligado para todo el que le guste comer/cocinar…. Es un sitio INCREÍBLE. Hay de todo, desde puestos de especias, de frutos secos (que no son como los de aquí, por ejemplo yo me llevé una bolsita de manzanas deshidratadas con canela…), tartas, muffins, comida francesa, pescado, crepes, un sitio español (donde venden jamón serrano, paella y bocatas de chorizo, y parece que les va bastante bien ;) ), queso, patés, panes (había un puesto ALUCINANTE), muchos otros puestos que no recuerdo bien ya y muchos sitios donde hacen bocatas…

Bocatas como el de la foto. Éste en concreto, lleva ternera asada, ensalada (en la foto se ve claramente la rúcula, detalle que me ha recordado a Akane) y además le pusimos salsa de manzana (mismo detalle que me ha recordado el mismo post de Akane ;) ). La manzana le daba un saborcillo suave que me gustó mucho.

El pan era de tomate (se ve en el color anaranjado), y estaba blandiiiito… muy bueno. A ver si algún día consigo yo un pan así de rico, ¡crucemos los dedos!

Este bocata fue la única prueba de haber estado allí y también fue la último que nos comimos, ya que nos dimos una vuelta por allí, e ibámos picando cosillas a medias, que si bocata pequeño de salchichas, que si un rollito de pavo, que los frutos secos…

Si alguien necesita más señas, no tiene más que preguntarme ;) De hecho, nosotros los decubrimos por casualidad, la primera vez no pudimos parar, pero nos prometimos que si volvíamos teníamos que ir, y así fue :)

De pan sin amasar y excusas…

pan sin amasar
Lo principal del post era decir que yo también probé el pan sin amasar :D Francamente, me quedó bastante FATAL :(. La base del pan estaba demasiado dura, además le puse maicena para que no se me pegase la masa, y al echarlo al recipiente del horno, la masa se hizo algún pliegue…y luego algún mordisco sabía a maicena… puaj. Además, la miga no estaba blanca, ¿es que estaba cruda? Puede que fuese porque sólo fermentó el mínimo de horas, 12 en vez de 18. El caso es que se parecía al de aquí, pero mientras que la autora de aquel pan estaba muy contenta, yo no, y para nada… Qué le vamos a hacer. Ya cambiará todo cuando empiece a seguir las pautas de Peter (Reinhart :P).

Tengo que añadir que a pesar de todo, según salió el pan del horno todos se morían de ganas por probar, así que por lo menos mala pinta no debía de tener :P

Por cierto, ya he creado mi mini lista de libros de cocina, que espero ir agrandando :D Si queréis verla, sólo tenéis que “pinchar” a la derecha en el apartado sobre… mis libros.

Por último, voy a ir diciendo que no sé cómo va ir el ritmo de mis post hasta el 6 de febrero, que es cuando tengo el último examen… Creo que este año es el que más me ha pillado el toro, así que estas semanas tengo que ponerme a trabajar muy fuerte para arreglar algún que otro desaguisado. De todas maneras, tendré que comer igual, así que ya sólo espero que mi cámara esté conmigo ;)

Scones

scones
Cuando llegué a Preston, una de las primeras cosas que los autóctonos de allí me recomendaron fue estos bollos, hasta me contaron cómo se tenía que tomar “propiamente”. Así que un día me dirigí al super, y cogí 2 paquetes de 4 (es que estaban con el 2×1 permanente ;)). Ahí empezó mi época scones, me desayunaba uno (o dos) todos los días… Menos mal que se me pasó un poco, que si no me hubiese puesto como una vaca…

Ahora echo de menos estos bollitos. El otro día los vi congelados en el carrefour por primera vez desde que volvi de Preston… No los compré, porque aparte de por ser caros, no sabrían igual, y faltaría la “double cream”, una nata muuy densa, que batida está…

La manera de tomarlos es partidos por la mitad, tostaditos, con mermelada (yo “me la pido” de fresa) untada como si fuera una tostada y encima un pegote de “double cream”…